miércoles, 27 de febrero de 2013

Pico Mandilar 2211 m. y Peña Robla 1804 m.

Domingo 24 de Febrero:
Pico Mandilar 2211 m. y Peña Robla 1804 m.
Ruta con esquís por la estación de Panticosa

  Partimos desde Zaragoza, no madrugamos, han dado un día horroroso con temperaturas muy bajas, viento fuerte y medianamente soleado, cambiamos planes cada dos por tres.
  Al principio de semana llevamos previsto subir al Chinebral de Gamueta desde Linza, conforme se estropean las predicciones modificamos planes.

Foqueando por la pista del bosque desde Panticosa

  La excursión no debía ser muy complicada, factible para raquetas y novatos con esquís. Visto lo visto el sentido común nos invito a programar un foqueo por pistas de la estación en Panticosa, que previsiblemente estén cerradas por el viento.
  El problema era el frío, cualquier lesión que te inmovilice sin ser grave puede derivar en tragedia, la nieve venteada y dura se parecía más a hielo puro que a nieve, difícil de esquiar y con alto riesgo de caída.
  Aun nos atrevimos a dudar con subir al Burrambalo, definitivamente lo descartamos y enfilamos a Panticosa, tuvimos mucha suerte y sin duda fue la decisión más acertada.

La parte superior de la estación esta cerrada y estamos solos

  A las ocho de la mañana, con horario de "dominguero" total, partimos de Zaragoza en la "furgopatillera", Nacho (el patillas), Jesús, Mateo, David (el exfutbolero), Fran (el ideal) y yo. Hacemos un alto en Sabiñanigo uniéndonos a Rafa (el freerider), Juan (el padre) y Carlos.
  Aun nos permitimos el lujo de tomar café tranquilamente mientras "divagamos" sobre lo que hacer, el cielo se ve cubierto desde Biescas, hace un frío que te "cagas" y en Panticosa esta nevando.

Llegando al Mandilar con la cubeta del ibón y la sierra de Tendeñera

  Por unanimidad vamos a lo más seguro, la estación de Panticosa, y que sea lo que tenga que ser. Llegamos al parking con buena impresión, algún rayo de sol se cuela entre las nubes, no nieva ni hace viento y muy pocos coches.
  La temperatura rondara los 8 bajo cero, sin viento se esta bien, nos preparamos y comenzamos el foqueo por la pista del bosque, desde el ultimo día que subimos a Peña Robla se ha estrechado mucho y hay abundante hielo.

Grupo en la cumbre del Mandilar

  Tenemos caras nuevas, Jesús amigo de Nacho, ni me acuerdo cuando fue la ultima que vino. Juan (el padre) que no le vemos el pelo desde el pasado invierno y vuelve con ansias renovadas. Fran (el ideal), el "amor" le ha apartado del deporte durante un año, ya lo dice el refrán, "recio que se casa, cuerda que se pudre", regresa al monte con ímpetu para "ahogar penas", eso si, con unos cuantos kilos de más, aun así sube hasta arriba cueste lo que cueste. David (el exfutbolero), especialista en bicicleta montaña, comienza sus andadas con el esquí, se defiende perfectamente. Mateo no se atreve a calzarse esquís va con raquetas pero sube el primero y baja casi tan rápido como con esquís.

Autorretrato en la cima

  Seguimos pistas hasta el collado de Peña Robla, Carlos, Rafa y Nacho se escapan aprovechando para coronarlo, el resto del grupo continuamos dirección al Mandilar, la cota más alta de la estación.
  Las pistas de Sabocos y el Mandilar están cerradas desde primera hora por el viento que ahora esta prácticamente en calma. Estamos solos y con pistas sin "estrenar", siguiendo la roja llegamos a la cima del Mandilar, se despeja por completo, al sol y sin viento se esta a gusto, tenemos buenas vistas, definitivamente la elección ha sido un acierto.

Cueva excavada en la nieve

  Saltamos en la cumbre, comemos y nos preparamos para el descenso que sin duda va a ser fácil y divertido. Mateo con las raquetas ha comenzado con ventaja y al galope, lo alcanzamos ya en la pista del bosque.
  Nos lanzamos por la pista roja haciendo cada uno su propia huella, no se si somos buenos, pero esta claro que lo parecemos. Cuando llegamos al collado de Robla la nieve cambia a dura, la pista roja esta pelada por el paso de esquiadores, se esquía mejor por los laterales donde se acumula nieve suelta, atajamos por un tubo helado paralelos al barranco de Yanell a dar con la pista del Bosque.

Comenzamos el descenso bajo las cumbres de Sabocos y Peña Blanca

  Por pista se nos hace aburrido, cometemos el "error" de atajar bajo las pilonas del telesilla, la nieve esta helada y pulida, sudamos más bajando que subiendo, metemos cantos con fiereza y aun así derrapamos.
  Buffff...., por fin llegamos a la pista¡¡¡¡, cuatro giros más y estamos en el aparcamiento felices como nadie.
  Nos queda el picnis al sol, llevo la nevera con latas, patatas fritas, embutido y la comida que no hemos consumido arriba, zampamos con ganas, buen ambiente, tertulia y risas.
  Para terminar café "ardiendo" en Sabiñanigo, vuelta a Zaragoza satisfechos.

Reseña de la Ascensión:

Otras de nuestras ascensiones por la zona:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

lunes, 25 de febrero de 2013

Monte Oscuro 824 m.

Miércoles 20 de Febrero:
Bicicleta de Montaña
Monte Oscuro 824 m.

  Hoy vamos a variar un poco y salir de los recorridos habituales, estoy hasta el "moño" de las Planas y la Muela, cogeremos el coche para ir a los Monegros Zaragozanos.
  Recién comidos nos recoge Jesús Beamonte con el furgón de su empresa que hoy se "erige" como "patrocinador" oficial BLOKO Muebles. Podemos llevar cuarenta bicis tranquilamente aunque solo cabemos tres ciclistas en la cabina.
  Estamos los "habituales", Jesús, David (el exfutbolero) y yo, nos desplazamos al pueblo de David, Perdiguera, junto a las piscinas, donde comenzaremos a pedalear.

El alto del Santuario de la Virgen de Magallón en Leciñena

  Nuestro objetivo es una ruta circular a Monte Oscuro, el pico más alto de los Monegros, en la cima hay un enorme radar meteorológico. El itinerario es una combinación de rutas ya realizadas en otras ocasiones.
  Salimos de Perdiguera por la parte alta, nos desviamos a la izquierda a una pista que desciende dirección Leciñena paralela a la carretera.

Corto tramo trialero para bajar desde el Santuario

  Desembocamos en la Cabañera de Leciñena, por buen firme llaneamos hasta confluir con el Camino de la Virgen junto a Leciñena. Tomamos un tramo de asfalto que salva un fuerte repecho llegando al Santuario de la Virgen de Magallón.
  En un mirador vallado con madera nace trialero y corto sendero descendiendo a otra pista, así damos un poco de "emoción" al recorrido.

La pista aumenta la pendiente al acercarnos a nuestro objetivo

  Cambiamos dirección al este por pistas en suave ascenso, nos acercan a las boscosas laderas de Monte Oscuro. Pasamos por el corral del Lugar, cruzamos el barranco de Vaimetal, la casa de Usón, corral de Reguero, camino del Buzón, paralelos al barranco de Valmayor hasta el camino de Valdelasyeguas. Las ultimas rampas son fuertes pero se suben bien por estar encementadas en los tramos más pendientes.

La ermita de San Caprasio en el paisaje típico de los Monegros

  Pasamos bajo el radar y por un senderito entre los pinos vamos a unas antenas desde las que disfrutamos de estupendas vistas a la vertiente de Farlete con el erosionado paisaje Monegrino.
  Bajamos por un trazo de sendero bastante roto al collado entre la cima del Radar y la del vértice geodésico, los primeros metros montando y desmontando. Nos cruzamos con un sendero en condiciones ya ciclable al cien por cien, lo seguimos a la izquierda.

El radar meteorológico de Monte Oscuro

  Nos pillan por sorpresa algunos repechos y pequeños subes y bajas hasta salir del bosque, por el cordal conectamos con la ruta normal de subida más directa desde Perdiguera. Pedaleamos en suave ascenso en busca del camino del Monte y ya descenso a "tumba abierta" por pista pendiente, con buen firme y sin curvas. Batimos nuestro récord de velocidad, para llegar al pueblo tenemos un ultimo repecho.

Descenso por los senderos de Monte Oscuro

  Treinta y seis kilómetros y seiscientos metros de desnivel que cubrimos en poco más de tres horas con parada en las antenas incluida. Recorrido variado, bonito, entretenido y divertido, con buenas vistas sobre los Monegros.
  
Otra de nuestras incursiones por la zona:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

viernes, 22 de febrero de 2013

Portillón Superior

Domingo 17 de Febrero:
Portillón Superior 
Recorrido con esquís por el glaciar de la Maladeta

  Hoy quedo en Campo con Nacho (el patillas), Ángel (el cuñao) y Bea (la andaluza), vienen desde Zaragoza y Bea de Huesca, tras pegarse un madrugón inhumano. En mi apartamento tomamos un buen desayuno juntos que nos da energía para el resto del día.
  Hacemos el transbordo al Nissan y proseguimos viaje hasta el fondo del valle, en el Vado esta "Dimitri" para darnos el alto, el "pobre" hombre no se ha visto afectado por la crisis y sigue en su puesto "jodido" de frío parando a los coches que no tienen reservas en el Hotel, con los años le hemos cogido "cariño".

Abandonamos las pistas de fondo en busca del camino de invierno a la Renclusa

  El plan inicial a mitad semana fue subir al Aneto, conforme nos acercábamos al finde adecuamos el objetivo a los participantes. Ángel hace días que no sale y se encuentra "flojo", no se porque razón vino "acojonado" pensando que le íbamos a dar una "paliza", llevaba moral de "condenado" y lo hacia "manifiesto" sin cortarse un pelo, como resultado dejo al grupo con el entusiasmo "herido".
  Objetivos mas modestos eran el pico Sacroux o el Turonet del Puerto de la Picada, tras informarnos bien y ver la cantidad de coladas que estaban cayendo por las caras sures, decidimos ir por la norte del glaciar dirección a la Maladeta Oriental. Esta opción no entusiasmo a Ángel porque era larga y con buen desnivel, así que salió del coche con la moral "tocada" pensando en darse la vuelta pronto.

Bea progresando por el glaciar

  Despacio pero sin parar avanzamos sobre las pistas de esquí de fondo, nos desviamos por camino viejo atajando a media ladera hasta el refugio de la Renclusa.
  Aquí empezó a dar el sol, el día era ideal para montaña, frío, limpio y soleado. El refugio esta rodeado por un gigantesco ventisquero y el porche de entrada enterrado por el mismo, se accede por un túnel que han excavado los guardas en la nieve, realmente impresionante.

Joan con el refugio de la Renclusa abajo

  Nos estaba esperando Joan Roca para unirse al grupo. Juntos continuamos la ascensión, la nieve se encontraba en perfectas condiciones, prensada por el viento y "crujiente", el riesgo de aludes era mínimo, el glaciar es zona segura y estable para esquiar.
  Poca gente vimos, el "miedo escénico a los aludes tira para atrás a la "peña" y no visitan esta zona. Esta claro que mientras haya nieve habrá riesgo, pero a poco que esperemos tendremos que portear y con el mismo riesgo, la nieve se sublima y se "regala" a marchas forzadas.

Enorme pared de nieve formada por el viento junto al desvío del Portillón

  Hay picos para todos "riesgos", solo hay que saber elegir, las orientaciones más seguras no son las mismas en todo el Pirineo, depende de picos y temperaturas, generalizar y fiarse ciegamente de recomendaciones generales puede dar más que un susto. Si no sabemos, siempre queda el recurso de foquear por pistas balizadas.
  Nacho va en cabeza marcando huella, Joan mariposea abriendo su propia traza, Ángel se mueve lento sin levantar la cabeza ni decir "mu", Bea va "enganchada" y yo tropezando con ellos cada paso.

Bea y Ángel llegan al Portillón con el Sacroux al fondo

  Al final me escapo colocandome con Nacho, analizamos la situación y vemos que no hay horas en el día para llegar a ningún lado a este ritmo. No queremos forzar, es mejor bajar con sol para que todos disfrutemos y ya "coronaremos" otro día.
  En el Portillón Superior damos el "alto", Joan quiere subir al menos hasta la base de la canal de la Rimaya y nos tienta, no nos dejamos convencer, en cuanto caiga el sol hará frío y no pensamos dejar a nadie solo, ni esperando, ni esquiando.

Cuando hago autorretratos pongo cara de "concentración"

  Joan decide seguir solo, le controlaremos por teléfono y así saber que ha "sobrevivido", el resto del "pelotón" comemos resguardados de la brisa por un gigantesco paredón de nieve acumulada por el viento y comenzamos la esquiada.
  La nieve esta en buenísimas condiciones, la visibilidad es perfecta, la esquiada es de las que recordaremos muchos años.
  La parte alta del glaciar no tiene más nieve de la habitual, el viento la ha arrastrado al valle, hay multitud de piedras asomando por los cuatro costados.

Nacho esquía "alucinando" en colores

  Todos gozamos un montón, Ángel que realmente fue traicionado por su propio subconsciente tenia energías de sobras para seguir subiendo y las uso para bajar dando un "recital" de estilo. Nacho parecía un niño con esquís nuevos y Bea con sus largos esquís controlaba como una profesional.
  Cualquiera que nos viera pensaría que somos unos auténticos cracks sin ninguna duda. Paramos en la Renclusa para contemplar un rato los ventisqueros y la cueva de nieve, los guardas nos invitaron a "palear" por donde quisiéramos.

Túnel para entrar al Refugio de la Renclusa

  Tras el book fotográfico incluyendo a los gatos y perros del refugio continuamos la esquiada a la Besurta, atajamos por un trazo de pista de fondo que nunca habíamos visto marcado, apuran un poco más y casi balizan pistas hasta el refugio.
  La remada hasta los Llanos fue "leve", desliza bien y fuimos rápido, por la orilla de la carretera esquiamos hasta el parking del Vado.

En el porche del refugio. Al final os haréis mal con la pala, ¡gamberros!

  Vuelta a Campo donde nos "premiamos" con una buena merienda y las correspondientes cervezas. Aprovecho para recoger el apartamento rápidamente y regresamos todos juntos a Huesca y Zaragoza en la "furgopatillera", mi coche se quedó en el garaje de Campo hasta la próxima excursión.

Enorme ventisquero junto al refugio

Reseña para subir a la Maladeta:

Una de nuestras ascensiones al Portillón Superior:

Una de nuestras ascensiones a la Maladeta:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Track del camino con esquís a la Renclusa:

 

martes, 19 de febrero de 2013

Turbón 2492 m. y Turbonet 2344 m.

  Pues resulta que como soy "pobre", entre otras de las múltiples restricciones económicas que he tenido que aplicarme para lograr "sobrevivir" con una calidad de vida más o menos similar a la que llevaba, esta la de aparcar el coche en la calle. Como solo lo uso fines de semana se me ocurrió la idea de dejarlo en el garaje de mi apartamento en Campo, el resultado es que tengo garaje pero a doscientos kilómetros de casa, un poco lejos........

En el Puerto de la Muria con Sierra Ferrera detrás

  Este viernes me he quedado "solo" en Zaragoza y sin coche, decido subir a Benasque, así que hablo con mis amigos y vecinos de Campo José Luis Ferrer y Yolanda que van fin de semana si y otro también, ofreciéndose amigablemente a "transportarme". Con mi equipaje "mínimo" les lleno el maletero, menos mal que ellos tienen todo en Campo y van con lo puesto.
  Para hacer el "servicio" completo me invitan a cenar en su casa el sábado por la noche.

Sábado 16 de Febrero:
Turbón 2492 m. y Turbonet 2344 m.
Circular desde la Muria por collado de Llert y Selvaplana con esquís.

  A las siete de la mañana llega David (fastman) a Campo, pasamos sus bártulos a mi coche y continuamos el viaje a Castejón de Sos, Coll de Fadas y aldea de la Muria para conquistar desde allí la cumbre del Turbón con esquís.
  Hasta la Muria, la pista asfaltada esta limpia de nieve, con el Nissan llegamos al merendero quedándonos atascados al dar la vuelta, paleamos un poco y enseguida salimos, cruzo el río y aparcamos de malas maneras en un costado.

Llegando por el cordal al Tozal dels Lllaners con el Turbón al fondo

  Día perfecto para montaña, frío despejado y sin vientos, con bastante nieve pero no tanta como esperábamos.
  Partimos foqueando del coche por la pista, pronto llegamos a un cruce tomando la derecha, en unos quinientos metros más un pequeño hito a la izquierda indica donde abandonarla. Al principio no hay trazo de senda claro y menos con nieve, avanzamos un rato en plan "jabalinero" a salto de erizón dirección a un mini collado que se adivina entre la vegetación. Cuando ya nos damos por "perdidos", ¡zas!, aparece un estupendo sendero balizado como PR-HU 50 que va de San Martín de Verí a Llert por el Puerto de la Muria.

La Coma de San Adrián con el Turbón y Turbonet a los costados

  La nieve no es muy abundante, se puede subir con los esquís puestos pero bajar seria "mal rollo", las piedras asoman por doquier. Por fin salimos del bosque al Puerto de la Muria, bajamos un poco a localizar un gran cortafuegos a la izquierda por el que que remontaremos. Al final se empina, avanzamos buscando la pendiente más favorable hasta el cordal, alcanzamos el Tozal dels Llaners y muy cerca el Collado de San Adrián.

Paso expuesto, si tiene hielo, en la llegada a la cumbre

  Bajamos unos metros para meternos en el fondo de la Coma y remontamos sobre el río helado y cubierto por la nieve. El sol pega de punta, no hace ni una brizna de viento, nos "torramos" como si fuera verano, David va a buen ritmo y a mi casi me faltan fuerzas para seguirlo.
  La Coma de San Adrían es un valle interior entre las cumbre del Turbón y Turbonet, hay que llegar hasta el fondo para subir por el cordal. Alcanzamos la collada de Porroduno, punto de encuentro con el itinerario de Vilas, nos queda la pala final, se nos hace más cuesta arriba de lo que es.

David en la cima con el Turbonet detrás

  Con nieve compactada y fría progresamos con facilidad, llegamos al lomo y vemos el vértice aparentemente a "tomar por culo", recorremos la "cresta" que en un tramo se estrecha y es expuesta con nieve dura o hielo.
  Cumbre del Turbón, es un pico pequeño pero cuesta alcanzarlo, se pasa por terrenos de lo más variados, y no son solo los 1300 metros de desnivel lo que cansa sino los 20 kilómetros que te arreas entre ida y vuelta, es una media maratón.

Esquiando por la estupenda pala cimera

  Subiendo nos hemos "cocido" y arriba nos "jodemos" de frío, no hay termino medio, el monte es así. El día esta limpio y nos obsequia con unas estupendas vistas en todas direcciones, protagonizadas por el Aneto y la integral de las Maladetas por su cara sur. Perdiguero y Posets además de Cotiella y Peña Montañesa son otros picos que destacan, incluso el Tozal de Guara nevado se ve cercano.
  No estamos mucho tiempo parados, comemos mientras quitamos focas y reapretamos botas, tiramos alguna foto para inmortalizar el momento y comenzamos la esquiada.

Bonitas vistas de la Coma de San Adrián desde la Collada de Porroduno

  La esquiada resulto ser "pletórica y cojonuda", en un visto y no visto estamos en el collado del Turbonet (Podorruno), ponemos focas y lo coronamos, juraría que tiene mejores vistas que el Turbón. Esquiamos desde el Turbonet por un pequeño valle colgado en dirección sur sin alejarnos del cordal, pasamos por el pico Aligas. En la cota 2150 buscamos un pequeño colladito a la izquierda que nos permite asomarnos a la Coma sobre los cortados, faldeamos sin alejarnos del cordal por la vertiente de la Coma hasta que vemos una pala franca por la que podemos esquiar sin problemas al collado de San Adrían.

Autorretrato en la cumbre del Turbonet

  Del collado nos tiramos directamente al este en busca de un barranco, es conveniente localizar en su parte más estrecha el trazo de senda que va por su orilla derecha orográfica evitando ser "atrapado" por la vegetación. Bajamos un corto tramo andando, a la estrechez del sendero se le suma la escasez de nieve, sacamos piedras sin parar. En la cota 1620 enlazamos con una pista secundaria, nos ponemos los esquís, una vez en la pista principal de Selvaplana seguimos junto al barranco Cogulas esquiando hasta el coche.

Coronas, Aneto y Tempestades...., ¡¡¡Impresionante!!!

  Junto al coche, aun al sol nos cambiamos y recogemos plácidamente, contentos con la que ha sido la mejor esquiada de esta temporada. De vuelta a la Muria hacemos la "buena obra" del día remolcando con el Nissan al coche de una pareja atrapados por la nieve.
  En Campo tomamos unas cervezas para celebrar el éxito de nuestra "expedición", David se marcha a Panticosa donde tiene su apartamento y le espera Elena. Yo me ducho tranquilamente y tras un rato de relax paso a cenar a casa de José Luis y Yolanda. Como siempre me "obsequian" con una estupenda cena, esta vez pollo asado al horno con patatas, ante la atónita mirada de su hija Violeta que asegura no haber visto a nadie comer tanto como a mi.
  Tras un rato de agradable tertulia, café y pacharán casero, todo por el mismo "precio", me marcho a mi casa dormir que mañana toca madrugar.

David en el final del cordal del Turbonet con los paredones sobre la Coma y el Aneto de fondo

Crónica de David Naval en su blog:

Reseña para subir al Turbón:

Otra de nuestras ascensiones al Turbón con esquís:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

lunes, 18 de febrero de 2013

Barranco Montañes, Almunias y Cabras

Jueves 14 de Febrero:
Bicicleta de Montaña
Barranco Montañes, Almunias y Cabras

  A las cuatro de la tarde quedamos los habituales Jesús Beamonte, David (el exfutbolero) y yo para realizar nuestro habitual recorrido de bici en sesión de tarde. Nacho (el patillas) tiene su "superbici" de "chopecientosmil" euros averiada, para variar, no se atreve a seguirnos con su antigua bici, tiene la excusa "perfecta" para no salir. Es lo que tiene comprase bicis de "friki".

Remontando los senderos del Montañes

  Desde el Parque Grande vamos a Cuarte por la Fuente de la Junquera, nos desviamos a Valdeconsejo hasta la balsa de Torrero. Enlazamos con el barranco del Montañes que remontamos siempre que podemos por senderos llegando a la parte superior de las Planas. Buscamos la entrada de las Almunias y nos lanzamos a descenderlo a "tumba abierta".

David es joven y esta fuerte pero en las cuestas los "mayores" le podemos

  En un resalte en el que siempre me había bajado para pasar empujando, decido intentarlo montado. Bajar baje bien, pero al remontar el lado opuesto la rueda delantera se fue al fondo del barranco chocando bruscamente contra un talud, por inercia me fui adelante golpeándome muy fuerte en la rodilla. Por unos momentos tuve un dolor intenso que llego a marearme, costo un buen rato recuperarme para poder continuar, aunque sin dejar de doler.

Ultimas y fuertes rampas para llegar a Las Planas

  Desembocamos en la parte inferior de las Cabras, mi rodilla caliente parece que funciona así que continuamos el itinerario previsto. Remontamos las Cabras para en su parte alta conectar con el final del Montañes, bajada hasta Valdeconsejo, Cuarte de Huerva y Zaragoza.

Atravesando las Planas en busca del barranco de las Almunias

  Recorrido interesante y divertido, con más de 600 metros de desnivel acumulado y casi 45 kilómetros de longitud, lo más complicado es el descenso de las Almunias. El viento soplaba fuerte pero curiosamente la orientación de nuestra ruta es adecuada para días de cierzo.
  Al final, lo de mi rodilla no ha sido grave y me recupero rápidamente.

En la parte más alta del barranco de las Cabras

Otro de nuestros recorridos por la zona en BTT:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

jueves, 14 de febrero de 2013

Peña Robla 1804 m.

Domingo 10 de Febrero:
Peña Robla 1804 m.
Con esquís desde la estación de Panticosa

  Hoy se espera la llegada de un nuevo temporal que según las ultimas noticias se adelanta a primera hora de la mañana, tras lo del Tarmañones ayer se nos han ido las ganas de aventura, decidimos foquear por la estación de Panticosa.

Subimos desde el parking de la telecabina por la pista del bosque

  A las 9 de la mañana quedamos en el parking de la telecabina, Bea (la andaluza), Rafa (el freerider) y yo, con David (fastman) y el "reaparecido" Carlos. También viene Antonio (el sobrao) que inexplicablemente nos saluda y se esfuma como por arte de magia, no le volvemos a ver en todo el día, suponemos que "vive" porque el coche de Rafa tenia los retrovisores plegados y limpias levantados, inconfundibles señas de identidad.

Al fondo se ve la carretera de acceso al Balneario llena de nieve

  El cielo esta negro pero no hace frío y lo mejor, nada de viento, el suelo del aparcamiento es una autentica guarrada de nieve grasienta revuelta con barro y agua, quieren autovía para llegar a las estaciones de esquí y no se molestan en asfaltar el parking. 
  Nos hemos planteado una excursión corta y sencilla, suponemos que pronto arrancará a llover y nevar, coronaremos Peña Robla siguiendo las pistas balizadas y si nos parece corto el Mandilar.

Bea contempla el fondo del valle nevado

  Comenzamos el foqueo por el camino del bosque con mucha nieve y pisado por las maquinas, es una autentica pista. Apenas baja nadie, esta bonito, nos encontramos a gusto. Carlos se coloca en cabeza "robándole" la exclusiva a David, los demás seguimos a remolque. 

Nos dirigimos a Peña Blanca y Peña Roya

  Atajamos siempre que podemos, en la cota 1500 nos salimos de la pista aproximándonos al barranco de Yanel hasta cruzarlo en su parte alta, enfrentándonos con las empinadas palas de Peña Robla. David y Carlos aprovechan para dar unas lecciones practicas de progresión a Bea que se inicia con esquís largos.

Rafa se enfrenta a las palas de Peña Robla bajo los paredones de Peña Roya

  Llegamos a la redondeada cumbre con buenas vistas sobre Peña Blanca y Peña Roya, vemos el Tarmañones y el itinerario de ayer. Vienen por el sur oscuros nubarrones que vaticinan "chuscos de punta", hacemos alguna foto y comenzamos la esquiada.
  Nos las arreglamos para realizar prácticamente todo el descenso fuera de pistas, las nevadas que han caído en las ultimas semanas han sido muy húmedas no hemos visto autentica nieve polvo para nada, aun así deslizamos bien y disfrutamos mucho.

Cumbre de Peña Robla

  Carlos es la primera vez que viene con nosotros desde su operación y le veo tan "bala" como de costumbre, Bea se estrena con los esquís largos y la verdad es que la he visto bajar muchísimo mejor de lo que me imaginaba aunque todavía le queda mucho "colacao" que tomar.
  Atajando por algún sendero y directos por debajo del telesilla llegamos en un momento al coche, el tiempo ha aguantado toda la mañana y sigue haciéndolo.

Esquiando por nieve virgen con Panticosa abajo

  Cuando regresamos a Jaca comienza a llover por la carretera. A pesar de las inclemencias meteorológicas hemos salvado el fin de semana muy dignamente. Nos queda "devorar" los macarrones al estilo "Mur", recoger el apartamento y larrrrggoooo viaje a Zaragoza con Rafa al volante.

David y Rafa con la urbanización Argualas al fondo

Crónica de David Naval en su blog:

Reseña a Peña Robla y Mandilar:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Otra de nuestras ascensiones con esquís por Panticosa:

 

martes, 12 de febrero de 2013

Tarmañones 1971 m.

  El viernes por la tarde vamos al Pirineo Rafa (el freerider) y yo, en "Fatolandia" (Huesca) se une a la expedición Bea (la andaluza), montaremos el campo base en el apartamento de Rafa en Jaca.
  No llevamos plan fijo, lo único que tenemos claro es que vamos hacía lo "negro" a "ver nevar", sobre la marcha improvisaremos, si tenemos suerte podremos continuar con el ciclo "picos de vacas con esquís".

Sábado 9 de Febrero:
Tarmañones o Pimindalluelo 1971 m.
Travesía con esquís desde Escarrilla.

  Salimos de Jaca dirección a Escarrilla, hemos quedado con David (fastman), Javi (el vasco), Pepe (hermano del patillas) y Jóse María. Un autentico "tornado" salvaje levanta la nieve en todas direcciones, no nos atrevemos ni a salir del bar donde hemos quedado, se oye lo de "huevos fritos por su sitio" como plan "B", no podemos seguir inactivos hay que salir al "ruedo" a "sufrir".

Foqueando por la pista medianamente resguardados del viento

  Pensamos en las posibilidades y tras un "tenso" debate decidimos foquear por Panticosa, en el ultimo momento un pequeño claro en el cielo nos llena de ilusión y cambiamos por el pico Tarmañones, no apetece meterse en el centro de la muchedumbre y el caos en la estación de esquí.
  El plan inicial era subir al Tarmañones desde Escarrilla, bajar al embalse de Escarra, subir al pico Pacino y bajar por Formigal donde tendríamos un segundo coche esperando.
  No empezamos bien y fue de mal en peor, Javi y David se encargaron de situar el segundo vehículo, con la aglomeración de coches y la nieve en la carretera a David le dieron un golpe, tras hacer papeles llegaron al punto de encuentro, nos tenían preocupados.

  Al fondo las faldas del Pacino

A un kilómetro de Escarrilla dirección Sandiniés, sale un a pista por la derecha junto a una caseta grande donde nos las arreglamos para "encajar" los coches en la nieve. Comenzamos con los esquís puestos, la pista esta accesible con 4x4 hasta unas naves ganaderas. 
  David abre huella, más que huella es una trinchera, a tres cuartos de hora del coche se me suelta un esquí, ¡que raro!, me lo voy a poner y veo que se ha partido una pieza de la fijación que sujeta la bota, se acabo mi excursión. Me despido de los demás cargo esquís en la mochila y me vuelvo resignado hundiéndome cada paso hasta la rodilla. 

Mis esquís petan, se rompe el hierro por los dos lados

  Cuando llego al coche me entretengo en pasear a Sandinies y coger "capazo" con todo el que pasa. Me encuentro con el grupo del Komandokroketa que han tenido la misma idea que nosotros, con Ramiro del Club Pirineos y otros amigos del centro de Espeleologia de Aragón. Parecía el "portero" de la pista, vino gente a dar un paseo con raquetas e incluso con esquís de pista en la "chepa" para bajar esquiando por el camino y quitarse el "mono", pues las estaciones fueron cerradas por viento, después de abrir y hacer pasar al personal por caja, ¡claro esta!

  Antes de lo que calculé volvían al coche los expedicionarios con la cumbre conquistada, en medio de una intensa nevada. Me contaron detalles y por sus caras aquello debió ser un autentico infierno de frío y fuerte viento, para más "inri" Rafa perdió las cuchillas de sus esquís y Javi se metió una "galleta" quedando bastante dolorido. 
  A pesar de los pesares estaban muy contentos, más que por la excursión en si, por la euforia que produce creer que has estado a punto de "morir" pero salvando la vida.

se van sin mi, ¡¡¡sinf....!!!

  Rafa, Bea y yo nos despedimos del grupo y regresamos a Jaca a ponernos "morados" con la estupenda merienda cena que preparo Rafa, aunque yo no me la había ganado.
  Reposamos hasta la hora de dormir delante de la tele contemplando una película mala de bajo presupuesto con final feliz.
  Mañana repetiremos, David me va a dejar otros esquís que tiene de reserva similares a los míos.

Crónica en el blog de David Naval: