miércoles, 30 de enero de 2013

Pelopín 2007 m.

  El viernes por la tarde vamos Rafa (el freerider), José Urzola y yo a Jaca, de nuevo las perspectivas de buen tiempo son más bien nulas. La cantidad de nieve acumulada en las ultimas "ciclogenesis" obliga a poner objetivos "modestos", inauguramos la serie de picos de "vacas" con esquís.

Dejamos un bonito surco por la pista

Sábado 26 de Enero:
Pelopín 2007 m. 
Desde el túnel del Cotefablo

  A las 9 de la mañana quedamos los tres en Sabiñanigo con Isaías y Javi (el vasco), salimos de Jaca lloviendo y sigue haciéndolo. Poco a poco rebajamos las expectativas montañeras, decidimos intentar el pico Pelopín desde el túnel del Cotefablo, vamos para allá a ver si se arregla el tiempo.

Salimos del bosque, desaparecen las nubes y comienza el viento

  En el aparcamiento a la salida del túnel hay poco espacio para estacionar por la nieve acumulada, comenzamos con los esquís puestos desde la puerta del coche. Ha parado de llover y se abren claros simultáneamente a la progresiva aparición del viento.
  Foqueamos por la pista hasta el collado, imposible atajar, la espesa vegetación aplastada por el peso de la nieve cierra el paso. Acaba saliendo el sol, todo va bien hasta que llegamos al cordal y el viento se pone "serio", nos zarandea levantando la nieve como si fuera una nube.

La nieve "vuela" llegando al cordal

  Nos protegemos en la vertiente de Otal hasta llegar a la cimadonde menos sopla. La sensación térmica es baja, menos mal que hay sol que sino "morimos". 
  Tomamos pocas fotos a la vez que quitamos focas, para el descenso esquiamos por la estupenda pala sur dirección al pueblo de Otal a llegar al llano, conseguimos esquiar más y evitar el viento, desde allí poner focas dirigiéndonos al pico Erata.

Al final del cordal esta el Pelopín

  Esquiamos por nieve profunda deslizando con dificultad, el viento viene por los cuatro costados. Comenzamos a subir abriendo "surco", el viento no cesa, descartamos el Erata, remontamos el cordal para bajar directamente al coche.
  Sin llegar arriba quitamos pieles algo protegidos del bestial viento, salir al cordal fue una odisea, José y yo vamos delante, no se puede estar de pie, nos tiramos al suelo esperando un instante que afloje para salir corriendo, acojonados vemos como arrecia y arrastra trozos de placa que suben como proyectiles entre la nube de nieve.

En la cima del Pelopín

  Hay que salir como sea, en un momento de decisión levantamos y luchamos con rabia logrando deslizar por la helada vertiente norte casi frenados por el viento. A poco que bajamos pierde fuerza, esperamos donde mejor podemos con la vista en el cordal, rato y rato sin que aparezcan nuestros compañeros.
  Ya nos planteamos subir a buscarlos cuando uno a uno van apareciendo, Rafa hizo varios intentos por salir terminando todos ellos en el suelo, llegaron a plantear bajar a Otal y volver andando. Menos mal que lograron pasar, si partimos el grupo el desconcierto seria total.

Esquiando al collado con todo tipo de nieves

  Con nieve costra alternando acumulaciones de polvo y alguna caídaesquiamos al collado dándonos por "salvados". Solo queda seguir la pista para llegar a los coches.
  Pocas veces en el monte se sufre así, menos para subir a un pico de "vacas", acabamos con la sensación de haber conquistado algo difícil.
  Nos despedimos de Isaías y Javi y vuelta a nuestro campo base en Jaca, nos espera una ducha de agua bien caliente que en casa de Rafa es "templada" tirando a fría y una buena comida, mañana más.

¡Estamos salvados!

Reseña de la ascensión:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

lunes, 28 de enero de 2013

Vuelta al Pico Lobaco

Jueves 24 de Enero:
Bicicleta de Montaña
Vuelta al Pico Lobaco
Cuarte de Huerva - María de Huerva - La Muela - Centrovía - Cadrete - Cuarte

  Ya hace días que no salimos en bici, si no fuera por la "constancia" de Jesús aun tardaríamos más, el frío y el viento sumado a la cantidad de días lluviosos "tiran" para atrás. 
  A pesar que hoy es horroroso por el fuerte viento, me "hincho" de moral y quedo con Jesús, otros "cobardes" se han rajado, ¡¡gallinas!!

El fuerte viento no deja avanzar
  Los días son cortos y no da tiempo para alejarnos de Zaragoza, salimos desde casa pedaleando a las afueras donde tenemos todo "trillado", realizamos combinaciones diferentes de recorridos conocidos.
  Aprovechando que Jesús trabaja en Cuarte me uno allí con él, planifico un itinerario a caballo entre la carretera de Valencia y la de Madrid.

Atrás dejamos la Plana de María

  Desde mi casa pedaleo a Cuarte "jugandome" la vida entre los coches y el peligroso carril bici, una vez juntos bordeamos el Huerva por pistas hasta María, cruzamos la carretera general y remontamos dirección a la Muela contra el viento "huracanado".
  Como bien dijo Jesús, "en la bicicleta todo da por el culo, excepto el viento que da de frente". A poco me la pego de la risa cuando lo dijo.

Todo el ascenso fue luchando de cara al viento

  Costo sufrimientos importantes llegar al Alto de la Muela, rodeamos la urbanización en busca de la vertiente contraria e iniciamos el descenso a Centrovía.
  Cuando suaviza la pendiente nos desviamos a la derecha por un trazo de pista secundario para faldear, con abundantes y suaves subes y bajas, la sierra de la Muela con su punto álgido, el Pico Lobaco.

Al fondo nuestro objetivo, la sierra de la Muela

  Siempre calculamos los recorridos al limite de la luz y cualquier pequeño desliz nos hace llegar de noche tal y como sucedió  En una de las bajadas vimos la posibilidad de atajar por un collado para evitar perder altura, nos aventuramos y el experimento salio bien, por un trazo de senda volvimos al track. El problema fue que me desoriente y lo seguí en dirección contraria dándonos cuenta cuando estábamos en el mismo sitio que hace media hora.

Las ultimas rampas antes del Alto de la Muela son las más duras

  Nos vimos obligados a desandar lo andado, la bajada fue por una pista principal hasta Cadrete, estaba recién arreglada, era como una carretera de tierra sin apenas curvas, con el viento a favor, batimos récord de velocidad.
  Ya era de noche Jesús me propuso ir a buscar su coche a Cuarte para llevarme a Zaragoza evitando atravesar el centro de la ciudad en bici.
  Circulando por Cuarte un coche arranco del aparcamiento sin mirar, Jesús freno en seco y salió volando con una espectacular voltereta de campaña de la que inexplicablemente resulto "casi" ileso. La cantidad de ropa puesta amortiguo la caída, se rompió la ropa pero él no, buffff, yo doy semejante vuelo y no me queda ni un hueso sano.

Flanqueando la sierra con la carretera de Madrid y Centrovía

  La vuelta a Zaragoza en coche fue de "maravilla", en total 43 kilómetros recorridos y 550 metros de desnivel desde Cuarte. Yo vine desde casa pedaleando y fueron 53 kilómetros y 600 metros de desnivel que no esta nada mal para la tarde de "perros" que hizo.

Otro de nuestros recorridos por el Pico Lobaco:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

martes, 22 de enero de 2013

Villanúa - La Trapa

  El viernes vamos a Jaca Rafa (el freerider) y yo, los meteorólogos han predicho "ciclogenesis explosiva", no sabemos si se podrá hacer algo más que ver llover y nevar. Como es habitual subiremos a comprobarlo, que yo recuerde en la ultima "ciclogenesis" coronamos el Turbón con esquís.
  El sábado amaneció diluviando en Jaca y lo hacía en todas cotas como pudimos comprobar en nuestro "tour" turístico por el Valle del Aragón, acabamos tomando café con tertulia en la enfermería de Astún visitando a Gabi Anoro que trabaja allí.

Domingo 20 de Enero:
Villanúa - La Trapa
Con esquís desde Villanúa por el barranco de Azús

  El domingo repetimos el amanecer en Jaca aunque hoy nevando, estamos un poco cansados de "comer y ver llover" mientras "vegetamos", hay que hacer algo "productivo" aunque tengamos que bajar a Guara huyendo de la nieve.

  Por la pista de Collarada con Villanúa abajo

   Salimos con el coche de Rafa a realizar el "típico" reconocimiento del valle, en Jaca parece que se abre algún claro pero valle arriba esta negro y nieva. En Villanúa paramos, no merece la pena seguir subiendo ni apetece poner cadenas en medio de una ventisca, barajamos las opciones que son escasas y decidimos.

Estampa "Navideña" con los arboles blancos

  Estamos en el limite entre el temporal que entra de norte y el sol, supongo que a lo largo del día retrocederá dejando Villanúa en zona despejada y resguardada del fuerte viento. Sin ninguna pretensión más allá que estirar las piernas y hacer hueco en el estomago para los macarrones nos ponemos a foquear desde Villanua dirección a la Trapa.
  Antes de acabar el asfalto la nieve ya impide al Corsa seguir avanzando, aparcamos frente al cartel de la Sima del Rebeco o Fuente del Candalo y comenzamos el foqueo en el mismo coche.

Pasamos junto a la barrera que impide la circulación por la pista

  El espesor aumenta rápidamente hay rodada de Quads y todo terreno a la Fuente del Paco, de la barrera en adelante esta impracticable para cualquier vehículo. Hay gran espesor de nieve reciente muy húmeda, las pieles de foca empapan y se forma un gran "zueco" en las suelas. Las unto bien de cera y así puedo seguir sin tener que levantar cinco kilos de más en cada pie.
  Rafa va en cabeza abriendo huella, abandonamos la pista adentrándonos en el barranco de Azús, el inicio de fuertes rampas coincide con un gran aumento del espesor, es casi imposible sacar el esquí de la nieve para hacer huella, cuesta esfuerzos y sudores avanzar lentamente.

Solo por disfrutar contemplando el paisaje nevado merece la pena hacer este recorrido hoy

  Salimos del bosque y se humaniza la pendiente a la vez que disminuye algo el espesor, llaneamos hasta una elevación por detrás del refugio de la Trapa desde donde podemos observar el estado de la canal de acceso al Trapal. La canal tiene mucha nieve, con aspecto de merengue, ni nos planteamos subir, a parte del peligro de aludes seria materialmente imposible al estar tan blanda y profunda, con tanta pendiente nos hundiríamos hasta el cuello en el mejor de los casos, esperaremos a que transforme y volveremos otro día.
    Los lomos y collados de Punta Espata y Bacún se ven pelados por el viento y tememos que las partes altas de Collarada hayan corrido la misma suerte.

Primeras rampas fuertes en el camino al barranco de Azús

  Ha costado casi cuatro horas llegar allí, más cansados que si hubiéramos hecho cima en Collarada, nos damos por satisfechos y tras tomar algunas fotos comenzamos el descenso.
  Con la nieve tan húmeda y profunda nos vemos obligados a bajar por la huella de subida para deslizar a la vez que remamos. El los tramos inclinados es materialmente imposible asomar la espátula de la nieve, los esquís bucean y acumulando nieve por delante como si fuéramos una bulldozer hasta detenernos, teniendo que volver a la huella para coger velocidad.

Espectacular e intimidante aspecto de la canal en la Trapa

  Aun así esquiamos rápido por el estrecho barranco, vemos semi enterrado el Ford Fiesta abandonado hace años por algún descerebrado que se le ocurrió bajar por allí en coche.
  Ya en la pista principal apenas deslizamos, optamos por echar los esquís a la mochila y continuar andando por el PR a Villanúa y al coche. En donde hemos aparcado ya no queda casi nada de nieve, nos cambiamos y regresamos a Jaca.

Mientras esquiamos contemplamos el fondo del valle nevado

  Ya en casa de Rafa no nos privamos de nada, ducha de agua "caliente", cerveza con aperitivo, un buen plato de macarrones estilo "Rafa" y potente ensalada para hidratar bien.
  En el viaje de vuelta me mentalizo porque Rafa no va a pasar de 80 por hora en los momentos más álgidos como es su "costumbre" y que el viaje va ha ser "sempiterno", así que confiando en que nadie se nos "empotre" por detrás me pongo cómodo y me echo una largaaaaaaa siesta hasta que por fin llegamos a Zaragoza.

Ascensión a Collarada con esquís por el barranco de Azús:

Ascensión a Collarada en Verano:

Reseña para subir a Collarada:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=829417

Vídeo de una ascensión anterior con esquís a Collarada:

 

martes, 15 de enero de 2013

Matapaños 1530 m. y Peña Lenases 1466 m.

Domingo 13 de Enero:
Matapaños 1530 m. y Peña Lenases 1466 m.
Ruta circular desde San Julián de Banzo
Ascenso por barranco de San Martín De La Valdonsera, descenso por el Reguero Del Águila

   Hoy tenemos previsto salir al monte en el día, lo ideal hubiera sido esquiar pero con las "malisimas" condiciones meteorológicas que se anuncian no merece la pena arrearse una kilometrada solo para "ver nevar".
  Optamos directamente por un plan "B" más realista, con probabilidades de salir adelante, un recorrido senderista por Sierra Guara.

El paso de sirgas en el sendero de la Viñeta con nieve y hielo

  A las 8 de la mañana partimos desde Zaragoza David (el exfutbolero), Nacho (el patillas) y David (bartolo). En Huesca quedamos con Rafa (el freerider) que esta en el Piri desde el viernes, proseguimos juntos viaje hasta San Julián de Banzo, cercano a Vadiello donde comenzaremos la marcha.
  La excursión no estaba garantizada, en el viaje llovía con "entusiasmo" y vemos la zona donde nos dirigimos completamente negra y cerrada, excepto el blanco de la nieve que contrasta bajo las nubes.

En el collado de San Salvador

  El itinerario previsto era partir del aparcamiento cercano a San Julián de Banzo subir por el barranco de San Martín de la Valdonsera hasta el collado de San Salvador, visitar la Ermita y volver a subir continuando por terreno "jabalinero" hasta la cumbre del Matapaños. Recorreríamos el cordal a salto de erizón pasando por la Peña Lenases dirección al Picón del Mediodía, por unas expuestas clavijas coronaríamos el Picón. El retorno al punto de inicio por la ruta normal de acceso al Picón de Mediodía, con un aéreo pasamanos y ya por sendero al coche.

Empezamos a enmarronarnos con la vegetación

  Nada más salir del coche llovía muy ligeramente, las nubes cubrían todas las cumbres y se veía la cota de nieve pocos metros más alta, decidimos subir solo al Matapaños y volver por el mismo camino.
  A la media hora de empezar pisamos nieve, elegimos el camino equipado con sirgas y clavijas para darle "emoción" pensando volver por el sendero del burro. Con cuidado superamos el tramo expuesto bien agarrados a la congelada sirga, llegamos al collado de San Salvador con abundante nieve y al ras de las nubes. Progresamos más lentos de lo previsto por la nieve y no sabemos lo que nos puede costar, dejamos la visita a la Ermita para otra ocasión.

Las zonas limpias son empinadas e inestables pedreras

  El track del GPS nos manda "enmarronarnos" entre la espesa vegetación, la pendiente se acentúa, avanzamos entre bojes y carrascas a duras penas, huimos de la vegetación metiéndonos en empinadas pedreras que se desmoronan al pasar, no se que es mejor.... Topamos con tramos de roca viéndonos obligados a trepar con muchísimo cuidado, no es sitio ni día para romperse un hueso por un resbalón. 
  Por aquí no pasan ni las cabras, sumado al palmo de nieve que cubre todo, esto es un "infierno", nos metemos poco a poco en el "berenjenal", somos unos cabezones y se que subiremos, no esta en nuestros vocabulario la palabra retirada, el problema sera bajar.

En las partes altas es más fácil el avance, aparece el incordiante erizón bajo la nieve

  Cuando nos acercamos al cordal y se humaniza la pendiente hacen acto de presencia los "malditos" erizones que me han renovado la piel de mis piernas, aun me escuecen cuando me ducho.
  Ya estamos en el cordal, vamos al vértice del Matapaños por terreno abierto rodeando erizones, siguiendo un trazo que sin nieve igual es sendero. Estamos contentos, lo hemos conseguido, pocas veces sufro así en el Pirineo, no dejo de discurrir para encontrar una manera de descender más segura.

Cumbre del Matapaños, empieza a clarear el cielo

  El viento pega fuerte, no nos apetece ni parar a comer, perderíamos el calor del cuerpo rápidamente. Se nos ocurren dos posibilidades para bajar, una continuar por el cordal al sur en busca de los campos de Ciano, otra recorrer el cordal al norte dirección Picón del Mediodía al que con nieve no pensábamos subir. Descenso directo por el barranco del Reguero del Águila en busca de la ruta normal al Picón y por sendero hasta el coche.

Las cotas secundarias por las que pasamos son buenos miradores

  Nos decantamos por la segunda opción que pareció más factible, además realizamos el recorrido previsto casi íntegramente. La travesía por el cordal es pisoteando erizones enterrados por la nieve, te pinchas pero te dejan pasar. Encontramos pequeñas cotas en las que nos asomamos a contemplar el espectacular paisaje sobre el barranco de San Martín, es una zona agreste y bonita que nada tiene que envidiar al Pirineo ni en paisajes ni en dificultades.
  Coronamos la Peña Lenases, es la parte más alta del circo que forma el barranco de San Martín frente al Matapaños. De camino al Picón pasamos por otra cota y volvemos a tener "aventura" para alcanzar el collado del Picón donde tomamos el barranco Reguero del Águila. 

Caminando por el cordal al Picón del Mediodía

  Otra vez metidos en un inmundo y denso bosque de bojes, erizones y pinchos variados, todo ello "amenizado" con una intensa lluvia producida por la nieve acumulada en los arboles que se "regalaba" con el sol terminando empapados.
  El barranco del Reguero del Águila es sin sendero, en plan "Tarzan" buscándose la vida hasta cruzar el camino normal al Picón. No tenemos track, encomendamos nuestras vidas a "Rafa" que asegura que una vez estuvo allí, aunque la verdad es que no se acordaba de nada.

Mirador sobre las Peñas San Miguel y Amán

  Cuando ya estábamos hasta el "moño" de "jabalinera", Nacho que va delante emite un grito de alegría, estamos en un sendero como mandan los "cánones". Lo que faltaba era "pan comido", un buen trecho de andar pero fuimos rápidos cerrando el circulo tras más de seis horas "perdidos".
  Ya con ropa seca y abrigados montamos el picnis, latas de todas clases, patatas fritas, bocadillos, dulces y el bizcocho casero de David que como siempre nos encanto. Regresamos a Huesca a por el coche de Rafa no sin antes tomar un café muy caliente para recuperar temperatura.
  Viaje a Zaragoza tranquilos y sin incidentes.

Reseña de la ascensión:

Otro de nuestros recorridos por la zona:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

sábado, 12 de enero de 2013

Sanchacollons 2695 m.

Lunes 7 de Enero:
Sanchacollons 2695 m.
Ascensión con esquís desde la Sarra

  La de hoy ha sido una actividad improvisada, lo programado era subir al Peyreget a petición de Nacho (el patillas). Salimos desde Zaragoza en la "furgopatillera" dirección al Valle de TenaÁngel (el cuñao), Alberto, Javi el hemano del patillas, Nacho y yo.
  En Formigal nos juntamos con David (fastman), Leo (sin catalogar), Claudio y otro amigo de Nacho, unos con raquetas y otros con esquís.

Pequeño valle colgado con las palas de nuestra cumbre a la izquierda

  Puestos a "discurrir" el Peyreget fue considerada una actividad demasiado "exigente" para la "capacidad" física de los presentes y se pensó en el "megasubido", corto y fácil Cuyaralet.
  Yo no vine nada entusiasmado a subir al Peyreget, cuando lo cambiaron por el Cuyaralet debí de poner "mala" cara porque enseguida me "despacharon" para que me fuera a subir a donde me diera "la gana" y a la vuelta me recogerían.

Giramos y enfilamos decididamente para arriba con el Puyarcol enfrente

  Me hice "rogar" un "poco" en plan de, ¡como os voy a dejar solos, somos un grupo....!, cuando me pareció suficiente dije ¡vale, hasta luego! y me largue con David a subir el Sanchacollons, es el pico de "moda" y el primero que nos paso por la cabeza.
  Con el coche de David fuimos a la Sarra donde comenzamos la marcha. Se empieza por una pista que nace junto a la presa porteando los esquís, atajamos por sendas ganando desnivel rápidamente. Nuestras mochilas son solo aptas para "hombres", con todo lo necesario y con lo de por si acaso también, eso si, se me olvido la comida en Zaragoza y me di cuenta a mitad camino, "sobrevivimos" con dos barritas energéticas que tenia David.

Con la nieve transformada se sube bien, Sallent abajo del todo

  David va delante a toda pastilla y yo le sigo sin separarme sudando como un "bellaco". Visto y no visto hemos porteado 500 metros de desnivel, la nieve empezó más abajo pero esta a la sombra, dura como una piedra con lo que progresábamos bien andando.
  Salimos al sol, la nieve reblandece rápidamente, nos ponemos los esquís abandonando la pista cerca de la caseta del Ingeniero, entramos en un vallecito oculto. No llevamos track en el GPS ni hemos leído reseñas ni nada de nada, vamos a "ojimetro" trabajando con la imaginación, David esta más enteradillo que yo porque tiene casa en Panticosa y se ha estudiando bien la zona, convencido que nuestra cumbre es la primera que vemos a la izquierda.

El Tebarray los infiernos y el Garmonegro

  Pues si la cumbre es esa, trazamos una linea recta imaginaria con ella y hala para arriba, empezamos a marcar zetas por la pala que parecía inclinada pero resulta que lo es más. La nieve esta transformada con una base dura, nos "olemos" que vamos ha tener una esquiada "pletórica".
  Al arrimarnos a la pared para apurar las zetas, David se mete en la sombra y la nieve pasa de primavera a hielo puro, se las ve "canutas" hasta que sale, yo atajo y voy directamente por el sol.

Frondiellas y Balaitus

  Seguimos ascendiendo al "trote palillero", si la nieve estuviera dura otro "gallo cantaría", con malas condiciones subir o bajar por allí seria un "suicidio". Cuando casi estamos arriba nos asomamos al cordal de un contrafuerte y vemos otro valle más tendido que rodeando llega al collado desde el que se accede a la cima, esa es la ruta buena.
  Con los esquís puestos coronamos el Sanchacollons, confirmado al ser la más alto y por el mapa del GPS. 

Panorámica desde la cumbre del Sanchacollons

  No hemos parado en todo el itinerario, llevo la ropa pegada al cuerpo empapada en sudor, con sol y una ligera brisa se esta estupendamente, el buen tiempo invita a permanecer un buen rato en la cumbre y eso hacemos.
  David es hoy mi "top model", no ha venido ninguna "secretaria" a la que poder retratar con los espectaculares fondos de montaña invernal. Tiramos fotos en todas direcciones  destaca el circo de ibón de Respumoso y el refugio, picos como el Balaitus y Frondellas, la Facha, Infiernos, Garmonegro, Midi ...........

El refugio de Respumoso visto desde la cumbre

  Tampoco podemos estar arriba toda la mañana, el resto del grupo acabara pronto y no queremos hacerles esperar. Calzamos los esquís y nos tiramos por donde subimos, estupenda esquiada, perdemos 600 metros de desnivel con "cuatro" giros, es lo malo del esquí, que enseguida se acaba. Nos da la impresión de que hace cinco minutos estábamos en la cumbre y ya hemos llegado a la pista, en vez de atajar esquiamos siguiendo la pista, al estar plana conserva la nieve y podemos descender deslizando a escasos 20 minutos del coche.

David esquía por la amplia, larga y empinada pala cimera con Sallent abajo

  Para lo que esperaba ha sido un día perfecto, nos juntamos en Escarrilla con el resto del grupo que me "obsequian" con la comida que les ha sobrado y un buen pedazo de Roscón de Reyes, ¡¡¡¡pero que cojonudos soisss...!!!
  Tras un café con tertulia en el bar, vuelta a Zaragoza con todo el mundo contento. 

Crónica de David en su blog Rutas por el Pirineo:

Otra reseña de la ascensión:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

viernes, 11 de enero de 2013

Montgó 753 m. y Cruz de Denia 694 m.

Domingo 6 de Enero:
Montgó 753 m. y Cruz de Denia 694 m.
Ruta senderista circular en Denia. Alicante.

  Todos los años para estas fechas me encargo de llevar a mis padres a Benidorm donde pasan los meses más fríos del invierno, aprovechando los mil kilómetros de viaje que me "arreo" entre ida y vuelta paso un día haciendo montaña por la zona.
  La combinación de mar y montaña me llama poderosamente la atención, los últimos años he recorrido las formaciones más famosas y cercanas a la costa, Puig Campana, Peñon de Ifach, Sierra Gelada, Crestas de Bernia,...... y ahora el Montgó.

Las vistas sobre Denia son una constante del itinerario

  El sábado por la mañana hemos salido de Zaragoza para llegar a Benidorm a comer, en el hotel donde nos alojamos dan para comidas, desayunos y cenas un estupendo y abundante buffet libre en el que me es imposible contener las ganas de comerme todo. Por la tarde me dedique exclusivamente ha hacer la digestión y dar una vuelta por el paseo marítimo acompañando a mis padres.
  En la cena me ocurrió lo mismo, fui sin hambre pero me di cuenta que para comer lo de tener hambre no es una condición necesaria. 

Un zoom sobre el puerto de Denia

  El domingo día de Reyes madrugo para entrar al comedor nada más abrir y me encuentro buffet libre de roscón de Reyes, aparte de todo tipo de bollería y comida salada, casi 45 minutos me "pegue" desayunando, ¡menos mal que hoy me toca hacer ejercicio!
  De camino a Valencia por autopista salgo en el desvío a Denia y Javea, gracias al GPS encuentro sin perdida y con rapidez el punto de inicio de la marcha.

Sierra de la Sègaria

  Mi plan es hacer una travesía integral del Montgó, es una formación montañosa declarada Parque Natural, situada junto al mar en cuyas faldas están los pueblos de Denia y Javea.
  Comienzo mi ruta circular en Denia, aparco junto a la Ermita del Pare Pere, es la cara norte y subo casi todo el rato en sombra. Pronto cruzo otra calle asfaltada y entro en una pista cerrada para vehículos con un gran cartel indicador de itinerarios.
  Empiezo a tener buenas vistas sobre Denia, llego a un cruce perfectamente indicado dirigiéndome a la cima del Montgó, se acaba la pista y empieza un pedregoso sendero que sube fuerte con abundantes lazadas.

Denia y su puerto desde la Cruz

  Las visión sobre el mar y Denia es permanente, hacia el norte diviso la Sierra de Corbera, próximo objetivo. El Montgó esta defendido con grandes cortados superados por el sendero a través de estrechas fajasno da sensación de vacío por la abundante vegetación. Aparezco en la parte superior donde agradezco el sol, veo en el lado izquierdo la cima de la Cruz de Denia, a la derecha otra cima más pequeña, Jesús Pobre, yo continuo por el camino a la Cruz.

Cordal desde la Cruz de Denia al Montgó

  El Montgó aun queda lejos, los "domingueros" lo confunden con la Cruz de Denia, me desvío a la Cruz para luego recorrer el cordal hasta el Montgó.
  Primera cima del día la Cruz de Denia, con el mar delante 700 metros más abajo, estupendas vistas sobre Denia y del cordal al Montgó. El macizo es calcáreo, tiene las típicas rocas rajadas por el agua y resbaladizas, incomodas para andar y peligrosas para tropezar.
  El camino por el cordal es lo más llamativo de la travesía, va quedando atrás la Cruz, abajo faldea el camino normal, sin problemas me planto en la cumbre principal del Montgó. Es amplia, hay un grupo de personas que ha subido por la vertiente de Javea donde yo voy a bajar. Es obvio que no tenga hambre ni coma nada, contemplo un poco el paisaje y continuo el circuito.

Voy dejando atrás la Cruz de Denia

  El sendero por Javea es tan agreste como el de Denia, es un pico que me recuerda al Moncayo, con desniveles similares, muy popular y con fama de fácil pero complicado para la mayoría de la gente que accede a él.
  La senda baja primero por una amplia cresta con vistas aéreas sobre ambas vertientes, veo Javea y el mar constantemente. Terminada la cresta el camino, balizado como PR-CV 355, es una sucesión de amplias y abundantes zetas. Antes de llegar al llano nos tenemos que desviar en una de las curvas a la PR 152 que faldea bajo los paredones del Montgó de vuelta a Denia.

Cima del Montgó

  Paso por la boca de la Cueva del Gamell, cruzo un barranco y el camino se transforma en pista que sin apenas desniveles pero con bastantes kilómetros me lleva al punto de partida. Encuentro varios paneles interpretativos de la flora y un mirador sobre Denia aparte de bastante gente haciendo footing, el pueblo esta muy cerca. Las casas más altas de las urbanizaciones "trepan" por las faldas del Montgó entre cauces de barranqueras, sitio ideal para que las arrase una riada.

Cresta por la que discurre el sendero a Javea

  Tras 15 kilómetros de marcha y 750 metros de desnivel acumulado en cuatro horas y media llego al coche. Solo me quedan otras cuatro y media largas horas de viaje para llegar a Zaragoza......, mañana lunes tenemos fiesta en Aragón y vuelvo al Pirineo, esta vez a esquiar.

Parque Natural del Montgó:

Reseñas de la ruta:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

jueves, 10 de enero de 2013

Peña Ferrera 1827 m.

Martes 1 de Enero:
Peña Ferrera 1827 m.
Ruta "jabalinera" desde Foradada del Toscar

  Hoy madrugo como casi todos los días del año, he quedado a las 9 de la mañana con Miren que viene de Huesca para "estrenar" año en la montaña.
  Tenemos previsto ir a los Llanos del Hospital y desde allí subir al Turonet del Puerto de la Picada, Miren con Raquetas y yo con esquís.

Desde el collado asomamos a la vertiente de Senz y Viu

  Ya sabíamos que la meteorología no nos iba a acompañar, probablemente habría que recurrir a un plan "B". En Campo esta el cielo negro, aun así vamos hasta el fondo del valle para comprobarlo, en el aparcamiento Vado del Hospital nieva y la carretera completamente blanca. Como no tenemos ganas de "sufrir" para llegar a "ninguna parte" elegimos la opción de "nada de nieve", regresamos a Campo con tan buena suerte que esta despejando.

El Cervín y el Turbón a nuestra espalda

  Tengo un plan en la manga y vamos a por el, nos desplazamos al cercano pueblo de Foradada del Toscar para subir a Peña Ferrera, nueva para los dos y según reseñas un tanto "jabalinera". Comenzamos la marcha por una pista forestal paralela al barranco del Toscar, llegamos a un mojón que parece indicar el comienzo del sendero, pues no, le dais una patada y lo desintegráis porque sirve para confundir a todo el que pasa y meterlo en un "berenjenal" de zarzas y vegetación sin salida.

La niebla entra por Foradada dando aires de alta montaña

  Seguimos la pista hasta un deposito, por detrás subimos un par de terrazas buscando los primeros hitos de un sendero cada vez más marcado, remontamos el valle hasta confluir con el barranco del Toscar y la cabecera del Fontanals. Conforme nos alejamos del pueblo el sendero se va difuminando, llegaremos más o menos bien hasta un gran collado donde veremos la vertiente de Senz y Viu y como no la mole del Cotiella.

Miren en el vértice de la cumbre que encontramos en medio del bosque

  Estamos en lo que desde abajo parecía la cima, queda aun mogollón de subir, vemos a la izquierda la cumbre defendida por varios farallones rocosos, no se adivina el paso. Continuamos por el cordal, los hitos desaparecen pero hay un rastro que dejan las ovejas, como lo perdáis sabréis lo que es estar atrapado por la vegetación mientras los malditos erizones te pinchan por todos lados. Ya lo dice mi amigo Isidro: "No descubras mundos nuevos que te cortaran los huevos".

Autorretrato de cumbre, ¡que "buenos" y "modestos" somos!

  Nosotros lo perdimos varias veces pero conseguíamos volver a él, subimos rectos a los paredones en los que encontramos puntos débiles para ir superándolos prácticamente sin poner las manos. Algún momento llegamos a dudar sobre el éxito de nuestra expedición, pero como somos "cabezones" y nos va el "barro" tiramos para arriba por donde hiciera falta.
  En la parte alta se "humaniza" la progresión y aparecen muy buenas vistas, las nubes se han levantado dejando cierta niebla que da ambiente de alta montaña.

Las mejores vistas sobre la mole del Cotiella

  La cima es grande y hay bastante vegetación, buscando entre la misma encontramos el vértice geodésico desde el que no se ve nada. Avanzamos por el lomo a salir de la vegetación y poder contemplar las buenas panorámicas que tiene esta modesta y desconocida cumbre.
  Apenas comemos, tenemos la cena de Nochevieja aun en el esófago  hacemos las fotos de rigor y emprendemos el descenso. Esta vez Miren va primera, le "cedo" la labor de investigación para encontrar la "salida".

Parece que hasta el Turbón tiene nieve

  La clave es no perder el rastro de las ovejas que en verano suben a pastar en la cima, lo malo es que a veces pasan por donde nosotros no cabemos. Menos mal que llevamos el pantalón de nieve que es "gordo", aun así acabamos con las piernas "pinchadas". 
  El retorno fue rápido y bastante directo, apenas tuvimos algún "amago" de perdida recuperando el itinerario enseguida. 
  Peña Ferrera es una buena opción "B", casi 900 metros de desnivel que parecen más, pico bonito y entretenido con un aire total de aventura, no recomendable a quien se agobie cuando pierde el sendero, selvático total.

Impresionante vista sobre el valle de Bardají

  En Campo fuimos a mi casa a tomar unas cervezas juntos y picotear algo antes de despedirnos. Miren regreso con su coche a Huesca y yo me pase a casa "Ferrer" donde me invitaron a una merienda cena consistente, a base de las sobras de la cena y la comida de Año Nuevo.
  Con la satisfacción de haber pasado cuatro días geniales regresamos José Luis y yo resignados a Zaragoza, mañana trabajamos. Yolanda se queda con Violeta en Campo hasta el próximo fin de semana.

Reseña de la ascensión:

Ascensión a otra cumbre de la Sierra:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: