sábado, 26 de octubre de 2013

Infierno Occidental, 3075 m; Central, 3083 m; Oriental, 3079 m y Pico Tebarray 2916 m.

Domingo 13 de Octubre:
Tebarray 2916 m. y Picos del Infierno:
Occidental, 3075 m; Central, 3083 m; Oriental, 3079 m.
Travesía Refugio Respumoso - Balneario de Panticosa

  Ultimo día de travesía, ayer llegamos a Respumoso desde el Refugío de los Ibones de Bachimaña coronando la Gran Facha, hoy regresaremos al Balneario de Panticosa ascendiendo al Pico Tebarray y los Infiernos.

Ibón Llena Cantal con el Balaitus y las Frondiellas
  Nos levantamos a las siete de la mañana en el Refugio de Respumoso, Anayet (la esquiadora), Bea (la andaluza), Isidro (cachocabroncarapija), Rafa (el freerider), Luis (el creativo), Rafa (bis) y yo. Esta "gélida" noche me he tapado con tantas mantas para no pasar frío que casi me "ahogo".
  Tomamos el "escaso" desayuno que sirven en la mayoría de los refugios aragoneses. Si eso es una comida energética destinada a personas que van a sufrir fuerte desgaste físico lo tenemos claro. Como se te ocurra hacer una travesía de varios días de refugio en refugio va a volver mas flaco que "Fido".

El Ibón de Tebarray los Infiernos a contraluz
  Comenzamos la marcha a la sombra y bajo cero, junto al refugio tomamos la GR al collado de Tebarray bajando ligeramente para rodear el embalse por su lado este. Pasamos junto al antiguo refugio de Alfonso XII donde yo he dormido cuando el actual era solo una estructura abandonada.
  Nos dirigimos al cauce del Aguas Limpias cruzándonos con un chico que pernocto en el refugio junto a su pareja, va rápido y no dice nada, se habrá olvidado algo pensamos. Cuando llegamos a la orilla vemos a la chica esperando sentada, le preguntamos y nos contesta que cruzando el torrente se ha resbalado en el hielo y se ha roto los ligamentos de la rodilla quedando inmovilizada.

Sallent y Formigal desde la cumbre del Tebarray
  Estamos un rato con acompañándola, no le duele y esta bien abrigada, da mucha pena, la tendrán que operar y estará convaleciente varios meses hasta que pueda recuperar la movilidad. Le deseamos suerte y continuamos nuestro camino, al poco rato vemos el helicóptero que viene a rescatarla.
 Cruzamos otro torrente, desagüe del ibón Llena Cantal, las piedras que sobresalen están cubiertas de una fina capa de duro hielo, hay que pisar las sumergidas aunque te mojes las botas.

Autorretrato en el Tebarray
  Luis queda el ultimo, resbala y zas "al agua patos", por suerte no le pasa nada y además lleva ropa para cambiarse de arriba abajo que es lo que hizo. Proseguimos con mucho cuidado, los rincones húmedos se han transformado en hielo de "congelador".
  En el ibón de la Llena Cantal nos alcanza el sol, el hielo desaparece y la sensación térmica sube exageradamente, paramos a quitarnos capas.

Aspecto volcánico del Pico y el Ibón Tebarray
  El terreno herboso cambia a empinadas pedreras que suben a la base de la descompuesta canal de acceso al Collado Tebarray. Nos desviamos a la derecha por trazos de senda sobre el ibón Tebarray hasta alcanzar la cima en pocos minutos sin dificultad.
  El Pico Tebarray a pesar de no llegar a los tres mil metros por poco, es un mirador excepcional sobre las cuencas de Sallent y Panticosa, además a dado el nombre a nuestro Club de Montaña Tebarray.

Bea celebra la primera cima de los Infiernos
  Del desayuno ya no queda "ni rastro" en nuestros estómagos, nos vemos obligados a "tirar" de la comida de ataque. Hacemos las fotos de "rigor", "saltamos" y continuamos la marcha, el día es largo y aun queda trecho.
  Retornamos al Collado Tebarray que dejamos a nuestra izquierda para flanquear por un sendero bien marcado al Cuello del Infierno.

Isidro y Luis llegan por el hombro de la cumbre Occidental
  Por el lado contrario comenzamos a remontar la pala norte del Garmo Blanco, hay múltiples senderos y muchos hitos, tenderemos siempre a la derecha pues los trazos de la izquierda suben al Garmo Blanco y crestean, siendo difícil y expuesto.
  Si hemos ido bien acabaremos en un colladito señalizado con un palo que se ve desde lejos, pasaremos a la vertiente de Sallent donde encontraremos la impresionante marmolera.

Cruzando la marmolera que no es tan "fiera" como la pintan
  Flanqueamos la cara oeste por una vira señalizada con hitos hasta el hombro de la cumbre Occidental. Queda una trepada poco expuesta por terreno descompuesto para coronar el primer Infierno. No paramos, proseguimos a la segunda cima atravesando la "temida" cresta de la marmolera. Habiendo llegado hasta aquí no nos tendría que suponer ningún problema, es relativamente ancha y fácil, peor fue la vira para flanquear la marmolera a la primera cumbre. 
  La tercera es "pan comido", se baja al collado de una canal y se sube andando a la cumbre más oriental.

Rafa e Isidro llegan a la cumbre Central
  Aquí hacemos una "escasa" parada, el viento frío no permite detenerse. Más fotos y una completa observación de los picos que nos rodean es lo único "permitido" antes de retirarnos. Volvemos al primer Infierno, descenderemos el hombro hasta el comienzo de la vira, una vez allí seguiremos recto por la parte más alta del cordal dejándola a la derecha.
  Algunos hitos nos guían pero básicamente hay que ir por la parte alta hasta ver claro como bajar poco a poco a la izquierda, dirigiéndonos al primer ibón de Pondiellos.

Cumbre Oriental con el Garmonegro y los Ibones de Pondiellos
  En los ibones hacemos la segunda parada, resguardados del viento aprovechamos para comer. Queda atravesar la cuenca de Pondiellos y remontar unos 150 metros al Cuello de Pondiellos antes de comenzar el descenso.
  Los primeros 400 metros del descenso son un pedregal "inmundo" de bloques, buscamos los pasos más cómodos sin perder los mojones que "adornan" por todos lados. La progresión se hace más rápida a partir de la cota 2300 al confluir con el marcado camino del Garmo Negro.Vamos bien de tiempo, descendemos tranquilos al Balneario de Panticosa cerrando el circulo.

Grupo en la cima Oriental con el Vignemale de fondo
  Nos ha salido una travesía de las que calificaría "diez", perfectamente espaciada, poco peso, noches en refugio sin resultar especialmente dura, la ultima jornada es la más exigente.
  Celebramos el éxito de la expedición junto a mi querida nevera llena de cervezas, patatas fritas y lo que se tercie. Todos regresamos a casa excepto Rafa (el freerider) que se queda solo tres días por la zona, esta noche está solo en la Casa de Piedra y le han ofrecido cena a la carta, ¡que lujo¡

Bonita imagen de atardecer en el Cuello de Pondiellos
Circular a los Picos del Infierno desde el Balneario de Panticosa:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2011/06/picos-del-infierno-occidental-3075-m.html

Reseña a los Infiernos desde Panticosa por Pondiellos:
http://www.aragonbonito.es/infierno-occidental-3-073-m-infierno-central-3-082-m-e-infierno-oriental-3-076-m/

Reseña a los Infiernos desde Respumoso:
http://jefocemendiak.blogspot.com.es/2010/08/picos-del-infierno-donde-esta-el.html

Travesía al Pico Tebarray con esquís:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2010/04/tebarray-2916-m.html

Otra ascensión veraniega al Tebarray y los Infiernos:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2012/10/picos-del-infierno-occidental-3075-m.html

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5500653

Más fotos:
Tebarray 2916 m. y Infierno Occidental, 3075 m; Central, 3083 m; Oriental, 3079 m.