lunes, 30 de abril de 2012

Pico del Águila 1629 m.

Martes 24:
Pico del Aguila 1629 m.
Bicicleta de Montaña

   Entusiasmados con la ultima excursión en bici al Puchilibro queremos regresar al prepirineo para coronar una cima y aumentar desnivel acumulado. Nos cuesta decididirnos, queremos algo bueno, bonito y barato, si nos vamos muy lejos el gasóleo sale carisimo y nos tira "pa tras".
  Como siempre, soy el encargado del diseño, con el track de la ultima bicicleteada al pico del Águila hago una modificación a mano para cambiar la ruta de descenso y a la vez el sentido realizado.

Peña San Miguel, salto de Roldán y Peña Amán

  El martes dan sol, hay que aprovechar, nada más terminar de trabajar, con la comida en el "buche" y las bicis en la "furgopatillera" nos vamos Nacho (el patillas) y yo autovía de Huesca con destino a Nueno.
  A las cuatro y media comenzamos a pedalear desde Nueno dirección Sabayes y Salto de Roldan, collado junto a la Peña San Miguel que merece la pena hacer un alto y subir a ella por unas grapas que le dan aire de aventura. El cielo se ha ido cubriendo poco a poco y aquí nos ha pillado el primer chaparrón, despeja y sale el sol de nuevo y así sucesivamente todo el trayecto.

Bonitas vistas del Pirineo nevado desde la carretera que lleva a la cima

  Seguimos la pista dirección a Belsue, faldeamos todo el pico del Águila hasta llegar a un amplio collado, tomamos un desvío que en fuerte descenso nos deja en el pueblo de Belsue directamente.
  Con otra remontada por pista asfaltada alcanzamos la entrada del túnel de la Manzarera y la carretera vieja, en el Mesón Nuevo, desvío con "buenas" rampas hasta llegar a la cumbre con un edificio y abundantes antenas de todos colores y tamaños. Buenas vistas por los cuatro costados, Monte Perdido, Tozal de Guara, Hoya de Huesca.......

Monte Perdido y Cilindro desde el pico del Águila

  Hace frío y nos queda poca luz, para descender nos tiramos por el sendero balizado que en unos cinco kilómetros nos deja en el pueblo de Arguis. Es ciclable en un 99%, solo para superar pequeños obstáculos nos desmontamos o simplemente echamos el pie. El camino tiene abundante barrillo, zonas pedregosas con buenos "precipocios", tramos rapidos y divertidos, sobre todo al final.
  Una vez en Arguis, por la carretera vieja a toda velocidad llegamos a Nueno. Estaba oscureciendo y no se veía ni torta al cruzar los túneles, teníamos el "aliciente" añadido de que señalizan la carretera como cortada por la obras, la ultima vez unos "curritos" nos hicieron dar la vuelta, en esta ocasión era tarde y no había ni "Dios" trabajando.

La hoya de Huesca desde la cumbre

  En resumen, ruta exigente, 42 kilómetros y 1300 metros de desnivel acumulados, todo el ascenso va por pistas, más de la mitad asfaltadas. El descenso por sendero es bastante técnico y hay que tener cuidado para no salir "volando", el tramo de carretera vieja a "tumba abierta".
  Cansados pero muy contentos regresamos a Zaragoza pensando ya en la próxima salida.

Argüís y el embalse en el descenso por la senda

Ruta al pico del Águila andando:

Otro de nuestros itinerarios al pico el Águila en BTT:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

sábado, 28 de abril de 2012

Gralleras Sur 2204 m.

Lunes 23:
Gralleras Sur 2204 m.
Estación de esquí Formigal

  Quedamos en Biescas Bea (la anzaluza) y yo con los "cobardes" que vinieron "engañados" por las buenas previsiones meteorológicas, Nacho (el patillas), Javi (unomás), Juan (el padre), Ángel (el cuñao) y Víctor (el melenas).
  Como no se veía nada claro perdimos tiempo en "redesayunar" en el apartamento mientras cavilamos un plan "B". Sin nada pensado "saltamos al ruedo", vamos a la cabecera del valle para ver la situación en tiempo real y llegar a la conclusión de que teníamos solo dos opciones: a/ ver llover, b/ mojarnos.

Comenzamos foqueando por la pista roja de Espelunciecha en Formigal

  Como la gasolina es muy cara y hay que "rentabilizar" el viaje, decidimos "mojarnos", en el aparcamiento de Espelunciecha en Formigal nos preparamos mientras nevaba con viento y unas nubes negras cubrían el cielo muy cerca de nuestras cabezas. 
  Comenzamos la marcha por la pista roja de Espelunciecha, nadie hablaba pero yo creo que todos pensaban........, que narices hacemos aquí.
  La única que "oso" hacer algún comentario fue Bea que con su marcado y gracioso acento andaluz decía !!!pero que hacemó aquiiii....., toy reventá!!!, como siempre no le hacemos ni "puto" caso y seguimos sumidos entre la niebla guiados por los palos de los cañones que a veces perdíamos de vista por completo.

Llegando a la base superior del telesilla

  Llegamos a la base superior del telesilla y subimos al Gralleras Sur que no es más que una loma a escasos metros de la silla desde donde, cuando se ve, hay unas estupendas vistas del Anayet y la Canal Roya.
  Una fuerte ventisca pega en la estrecha cima, saltamos, que buenos somos y todo eso, hala vamonos..... 
  Para bajar esquiando pensamos hacerlo por la pista azul, nada más empezar perdemos todas las referencias, no tenemos ni idea de donde narices estamos, nos hemos desorientado en una estación de esquí. Con el GPS retornamos a media ladera a la pista roja, grabamos el track de subida.
  Con Nacho delante de guía, que a pesar de los años tiene buena vista y es "voluminoso", bajamos entre la niebla tropezando con cantidad de huellas viejas heladas.

    Subiendo la pequeña colina que es el Gralleras Sur

   El día sigue igual de negro, llegamos al coche habiendo superado poco más de 400 metros de desnivel aunque con la sensación de subir a "sabediosdonde".
  Nos vamos todos al apartamento en Biescas, hacemos una puesta en común y comemos echando unas risas. En resumen la "expedición" ha sido un autentico éxito, "éxito de convivencia".
    Hoy teníamos libre porque era San Jorge, día de fiesta autonómica en Aragón, regresamos a Zaragoza que mañana es "día escuela".

En la cima pega el viento, es un "infierno

Reseña para subir al Gralleras Sur:

Otra de nuestras ascensiones al Gralleras Sur:

 

jueves, 26 de abril de 2012

Canal Roya 2345 m. y Peña Blanca de Aneu 2367 m.

Domingo 22:
Canal Roya 2345 m. y Peña Blanca de Aneu 2367 m.
Circular por la cresta fronteriza con esquís-

  Este domingo hacemos un mano a mano Bea (la andaluza) y yo. Salimos de Biescas a las nueve de la mañana dirección Portalet con el cielo bastante negro y pocas esperanzas de conseguir nuestro objetivo, la previsión meteorológica era incierta tirando a mala y con vistas a empeorar.

Descenso desde el Canal Roya por la cresta al primer collado

  Llegamos al Portalet, bajamos al aparcamiento en el lado francés, hay cuatro coches literalmente, la niebla lo cubre todo. Como no tenemos muchas alternativas comenzamos la marcha dirección al Canal Roya, apenas hay huella, ha nevado recientemente solo una persona ha llegado a la cima delante de nosotros.

Aparece el Midi Ossau entre las nubes

  Mientras avanzamos voy cavilando alternativas porque el descenso del Canal Roya es demasiado llano, pienso en subir directamente al Peña Blanca, no se ve huella y una coladas bastante grandes han caído desde la barrera rocosa, que sea lo que sea, sigo hacia nuestro primer pico. La niebla aclara, espesa, nieva, llueve, para, vuelve a nevar, se filtra el sol, se pone negro y continuamos........., con mucha tranquilidad coronamos el pico Canal Roya.

Nuestra huella bien marcada desde el Canal Roya

  Apenas se ve nada, abrigados estamos bien, picoteamos algo y esperamos a la vez que pensamos que hacer, no se ve ni torta ni tiene pintas de escampar, no hay opciones, nos resignaremos y retornaremos por nuestra huella. Cuando todo parece sentenciado se abre una "ventana" de sol, tenemos visibilidad total, nos miramos y sin pensarlo nos ponemos en movimiento para recorrer la bonita y aérea arista que nos separa del pico Peña Blanca.

El Anayet y la Canal Roya también son protagonistas

  Bajamos esquiando hasta el collado, la nieve esta blanda y profunda, andando nos hubiéramos hundido hasta las "cejas". Cambiamos esquís por crampones y continuamos andando, normalmente nos hundimos mucho pero en el filo venteado hay tramos de nieve dura. 
  La cresta en general es fácil pero aérea, no hay que tener miedo, asegurando bien los pasos vamos progresando poco a poco. 

Vistas de la Canal Roya desde la afilada arista

  Dificultad y exposición son dos conceptos que no tienen nada que ver, sin embargo se confunden. Cuando pasamos por un tramo estrecho con "precipocios" a ambos costados decimos que es expuesto, si te caes "adiós mundo cruel", ello no implica que sea fácil o difícil.
  En nuestro caso es una cresta fácil pero expuesta, cualquiera pasa andando por encima de un tablón, pero si lo ponemos a 50 metros de altura ya no es lo mismo, el factor psicológico es muy importante, realmente sigue siendo igual de fácil aunque mucho más expuesto.
  Si andando por el monte encontramos un resalte rocoso de dos metros completamente liso y pulido sera muy difícil superarlo pero no es expuesto, no da miedo, si te caes probablemente no te pase nada.
  Cuando se juntan dificultad y exposición mejor nos damos la vuelta y "hasta luego Lucas".

Últimos metros para llegar al Peña Blanca

  Bea se mueve con soltura, no tiene miedo y "alucina en colores" con el paisaje, acostumbrada a sierra nevada "se cree" que esta en los Alpes por lo menos. Cuando vio asomar al Midi Ossau entre las nubes se quedo sin palabras para expresar lo que sentía, ahora quiere subirlo a toda costa, le he prometido que en verano iremos.
  Terminamos la cresta coronando el pico Peña Blanca, las vistas tanto del Midi como del Anayet son espectaculares. Tras sacar abundantes fotos y comer contemplando el paisaje iniciamos el descenso.
  No hay huella, nadie ha subido, con una nieve virgen y profunda, ideal para nosotros, esquiamos desde la misma cumbre por un vallecito que nos lleva directamente al punto de partida.

Desde el Peña Blanca con el Anayet, Espelunciecha y la Rinconada

  En un par de salidas Bea ha hecho unos progresos grandisimos esquiando, baja pegada detrás de mi, llegamos rápidamente y sin cansarnos nada al coche, no nos hemos caído ni una sola vez, ¡¡que buenos somos......!!
  Día redondo, objetivo cumplido con el máximo disfrute, regresamos a Biescas a por nuestros merecidos macarrones y ensalada hidratante.
  Aun tuvimos tiempo de dar una vuelta por Biescas, quedamos con José Lacarta y familia para tomar un café y charlar relajadamente.
  Nos vamos a dormir pronto, mañana más.

Reseña para subir a Peña Blanca, nosotros bajamos:

Reseña para subir a Canal Roya:
  
Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Otro recorrido nuestro similar:

 

miércoles, 25 de abril de 2012

Barranco del Basender

Sábado 21:
Barranco del Basender

   Ya es un clásico anual el descenso del Barranco "seco" del Basender por la Asociación Juvenil Tebarray, como siempre me encargo de llevar a cabo esta actividad.
  A las 8 de la mañana salimos los once participantes desde Zaragoza con destino a Sierra Guara, entre otros estaban David (exfutbolero), Oscar (el destalentao) y Juan (el padre).

Primer rapel del barranco

  Otro años lo descendemos en diciembre, este lo hemos retrasado para no pasar frío. Todos participantes sabían rapelar, Alvaro y Mateo hicieron de "becarios", se encargaron de montar las reuniones y de "plegar" la cuerda ayudados por María.
  No encontramos charcos en la recepción de las pozas ni pudimos meterle miedo a los novatos porque no los había, así que estuvo el ambiente algo falto de "tensión".

Bonitos pasillos escavados por el agua

  Terminado el descenso, que fue bastante rápido, decidí regresar al coche remontado el Vero íntegramente por su cauce y así darle el toque de "emoción" que nos faltaba. Al principio se descalzaban para cruzar el río sin mojar las botas, poco después ni se molestaron, al final se terminaron bañando enteros en las heladas aguas del Vero mientras los "mayores" esperábamos plácidamente al sol comentando las pulmonías que iban a "pillar" los chavales.

Algunos tramos son casi subterraneos

  El paso clave fue el flanqueo de la parte superior de la presa del molino por la que rebosaba abundante agua y estaba muy resbaladiza. Como un equilibrista y asegurando cada paso atravesamos todos poco a poco el expuesto tramo. Terminamos en la estación de aforos, por una escalera de "bomberos" subimos al camino y enseguida al coche.

Pequeños trozos de andar entre rapeles, interés mantenido

  En el mismo aparcamiento del Vero comimos de picnis con agradable temperatura, terminamos la actividad con un café en mesón de Colungo y regreso a casa con el día bien entretenido.

Cruzando por el resbaladizo borde en la presa del molino

  Yo me quede en Huesca, recogía a Bea (la andaluza) que vive allí y directamente subimos a Biescas, montamos el campo base en el apartamento de Gurry, mañana y pasado tenemos previsto esquiar.
  
Vídeo del barranco cortesia de Oscar (el destalentao):
 

Reseña del Basender:

Descenso el año pasado

 

lunes, 23 de abril de 2012

Puchilibro 1595 m.

Martes 17:
Puchilibro 1595 m.
¿Bicicleta de Montaña o Montaña con la Bicicleta?

  La semana pasado no ha sido el tiempo nada agradable y hemos "pasado" de salir en bici, para hoy martes dan una ventana de sol y hay que aprovechar. El día alarga, empezamos a plantearnos excursiones en "sesión de tarde" más largas y lejos de Zaragoza lo que equivale a más "chulas".


  A las 15,30 quedamos con Nacho (el patillas), David (el exfutbolero) y yo. Con las bicis cargadas en la "furgopatillera" nos desplazamos dirección Huesca, nuestro destino y punto de inicio de la travesía es el pueblo de Aniés, a 90 kilómetros de Zaragoza, muy cerca del Castillo de Loarre.


  Comenzamos a pedalear por una pista forestal camino de la Ermita de la Virgen de la Peña, sale por la parte alta del pueblo bordeando la base de unos espectaculares farallones rocosos sobre los que se encuentra la ermita. Se accede por un corto sendero, merece la pena visitarla aunque nosotros vamos justos de tiempo, lo dejamos para otra ocasión.
  Continuamos por la pista principal bajo los peñascos adentrándose poco a poco en el barranco del río Sotón, llaneamos un tramo a lo largo del profundo y bonito barranco hasta que se cruza y subimos fuerte siempre por la pista llamada camino de Aniés.


  Nos elevamos rápidamente haciendo multitud de zigzases hasta un collado en la parte superior de la sierra, sigue una rápida bajada en la que no tenemos que "emocionarnos" para no acabar en el suelo y sobre todo para nos pasarnos el cruce del sendero que lleva al Puchilibro, la PR-HU 105.
  Poco trozo podemos subir pedaleando, enseguida empieza una cresta - lomo muy fotogénica donde hay que desmontar, no merece la pena ni llevar la bici empujando, lo mejor es cargarla a hombros literalmente y andar con ella hasta que finaliza en el cruce del sendero que viene directo de Loarre, por donde bajaremos.


  El corto tramo final común con el descenso hasta la cumbre lo hacemos mitad montados, mitad empujando, enseguida vemos el vértice geodésico de la cima. 
  El Puchilibro o Pusilibro, con sus 1595 metros es el punto más alto de la sierra de Loarre, hoy no hemos tenido suerte porque el cielo se esta cubriendo de nubes negras a marchas forzadas, con día despejado las vistas sobre el Pirineo son de primer orden, al igual que al sur sobre la hoya de Huesca.


  Comemos algo bien abrigados, hace mucho viento, comenzamos el descenso que hacemos íntegramente montados hasta Aniés, quitando tres o cuatro pequeños tramos de rocas grandes y arboles caídos. Íntegramente por el sendero PR llegamos al Castillo de Loarre en pocos minutos, desde el castillo hasta Aniés bajamos en un "suspiro", primero por trazos de pista malos, al final por una pista nueva donde batimos un récord de velocidad con entrada triunfal a Aniés justo cuando empieza a llover.


  En resumen, recorrido exigente, con 28 kilómetros y 1100 metros de desnivel acumulados, buenas vistas de principio a fin, variado y entretenido. Ciclable al 80% en ascenso y si eres un poco "bestia" 100% en descenso, muy recomendable pero sabiendo a lo que vas.


Reseña del recorrido andando desde Loarre:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

viernes, 20 de abril de 2012

Gallinero 2728 m.

Domingo 15:
Gallinero 2728 m.
Desde el Ampriu con esquís

  Las previsiones meteorológicas para hoy son malas, nevadas y viento están anunciadas como protagonistas. Ayer "triunfamos" coronando la Maladeta Oriental a pesar del mal tiempo, hoy vamos ha hacer uso de la "razón" y para empezar nos quedamos en la cama hasta tarde.
  Los planes son poco ambiciosos pero seguros, lo más ajustados a la "realidad", coronaremos el pico Gallinero desde el Ampriu.

La nieve es continua desde el Ampriu, subimos por la pista roja del Gallinero

  Nos levantamos a las 9, Sandra (la inefa) y yo, desayunamos tranquilos, en Campo, "clima ideal" no se ve nada mal, cargamos los "trastos" de esquiar y viajamos dirección Cerler
  En Benasque nevisquea y hace viento, hoy es el triatlón de montaña que organiza Peña Guara, el pueblo esta lleno de "frikis" con furgoneta y bicicleta de medio millón de pesetas para arriba.

El pico Cerler completamente limpio de nieve

  Subimos en coche al Ampriu sigue nevando pero no cuaja, allí han montado el chiringuito de la meta con megafonía incluida, ajenos al tinglado nos preparamos para foquear. Salimos a la pista, atravesamos la meta en dirección contraria y vamos directamente a por la pista roja del Gallinero.
  Vemos llegar a los tres primeros participantes, a juzgar por la hora que han comenzado son unos auténticos machacas, enseguida nos alejamos del "jaleo".

Canal por la que subimos a la cumbre, vistas de los picos Cogulla y Cerler

  La estación esta cerrada, estamos completamente solos, hay mucha nieve, el viento la ha dejado bastante desigual pero sigue bien. Nieva débilmente, las nubes desfilan por lo alto a toda velocidad, se cubre y despeja cada dos por tres, vamos bien tapados, la sensación térmica es baja.
  Pasamos junto a la base superior del telesilla y por una canal amplia, continuación de la pista negra, seguimos con los esquís puestos hasta la cumbre. 

Desde la cumbre, Pasalovino y Cibolles

  Arriba pega un viento salvaje, las fuertes ráfagas nos zarandean por sorpresa, la nieve se nos clava en la piel de la cara. Estamos en la cima el tiempo justo para cambiar esquís a posición de descenso, bajamos por el mismo itinerario.
  En cuanto llegamos a pistas la cosa cambia, estamos resguardados y hay buena visibilidad, nos "emocionamos" esquiando llegando al Ampriu en pocos minutos.
  La zona del Aneto Maladetas hoy ha sido un "infierno", hemos acertado de nuevo, volvemos a Campo, comemos y regreso a Zaragoza contentos con el fin de semana salvado dignamente.

Reseña de la ascensión:

Track para GPS y ver una ruta circular en Google Eart:

Otra de nuestras ascensiones al Gallinero:

jueves, 19 de abril de 2012

Maladeta Oriental 3308 m.

  El viernes por la tarde me voy a Huesca, allí quedo con Sandra (la inefa) que se une a la expedición este fin de semana. Continuamos el viaje hasta mi apartamento en Campo (Benasque) donde montamos nuestro C. B.
 Llevamos una temporada con el tiempo bastante revuelto y hace que vayamos al monte con la incógnita de que va a pasar, porque ir vamos igual aunque den malo, de todo hay que aprender.
  Ideamos un plan inicial, Sandra quiere hacer su primer tres mil con esquís, elegimos el pico del Medio y el Coronas subiendo por la Renclusa y bajando por Aigualluts. 
  Sabemos que la previsión meteorológica para el finde es de mala tirando a peor, cenamos pensando que hacer. Lo ideal seria planificar un pico más corto y sencillo para tener más posibilidades de éxito pero resulta que no hay prácticamente ninguno con la nieve deseable, al final decidimos jugarnosla e ir al plan inicial.

Sábado 14:
Maladeta Oriental 3308 m.
Con esquís desde los Llanos del Hospital

   A las 7 de la mañana llega a Campo Javi (el vasco), tiene muchas ganas y ha viajado hasta aquí aun a sabiendas de que podemos terminar sin salir del coche, no como otros "cobardes" que se "rajan" en cuanto ven asomar una nubecita en el mapa del tiempo.

Comenzamos la jornada con un día agradable y soleado

  Las pistas de esquí ya han cerrado, el valle esta "desierto", sumado a que muchos "traveseros" no han venido por mal tiempo resulta que el monte queda para nosotros solos. Aparcamos en la puerta del hotel y nos sorprendemos al ver el cielo raso y despejado, ni una brizna de viento y tres bajo cero que se llevan muy bien.
  Comenzamos el foqueo al sol por las pistas de fondo que tienen nieve como en temporada alta.

Foqueando por el camino viejo a la Renclusa

  Nos desviamos por el camino viejo directos al refugio de la Renclusa, subimos a un ritmo aceptable, el día promete, estamos contentos. Poco a poco se va velando el cielo por el oeste, el sol lucha con las nubes y resiste, al llegar a la cota 2500 m. las nubes se adueñan y comienza a nevisquear ligeramente.
  Se nos baja la moral, no lo exteriorizo pero pienso que no vamos a llegar a ningún lado.
  Seguimos subiendo, Sandra que es una "pupas" comienza a quejarse, estoy cansada, tengo rozaduras........., y eso que es estudiante de educación física que si noooo...., ¡que mataos los de educación física!, si sk......¡¡¡¡ Le digo que se calle y no me hace caso, total, quejarse es gratis.

Pasamos junto al Forau y refugio de la Renclusa

  Estamos a la altura del portillón superior, no se ve nada y sigue nevando, esto va a peor tal y como estaba previsto, comemos algo y mientras tanto debatimos que hacer. Descartamos bajar al glaciar del Aneto, no podremos hacer cumbre y la vuelta por Aigualluts es una "calcetinada", lo más "sensato" seria volverse allí mismo y disfrutar algo del descenso antes de quedarnos sin visibilidad.
  Tras "divagar" un rato intentamos subir hasta la base de la Canal de la Rimaya para que la esquiada sea más larga, la nieve esta polvo POW como nunca en todo el invierno y cuanto más arriba mejor.

Trepando por la vertical Canal de la Rimaya

  Yo ya sabia que una vez bajo la canal iba a ser difícil volverse y así fue, ¿que hacemos?, ¿bajamos, no?, no se ve ni tres metros, yo lo que tu digas, a pues yo lo que digas tu, que decida Sandra......., y Sandra decide que quiere hacer un "tres mil", ¡vaya, me ha salido mal la jugada, pufffff...........!
  No lo veo muy claro, más bien no veo literalmente, pero Sandra es la que "manda", ponemos crampones y para arriba.

Últimos metros antes de coronar la Maladeta en medio de la nevada

  La nieve esta suelta y muy profunda, al principio de la canal nos arrastramos por un surco que dejaron dos franceses, los únicos que habían coronado, nosotros subimos a "cerrar".
  Sandra y Javi es la primera vez que progresan por un sitio tan empinado, sin miedo y con cuidado llegamos al collado, solo nos queda la ultima rampa antes de coronar este pico tan "agradecido", alpino y variado.
  No vemos nada, "saltamos" en la cima y nos "piramos" lo antes posible, tenemos suerte porque despeja algo, por un instante disfrutamos de vistas limitadas. 

Autorretrato en la cumbre de la Maladeta Oriental 3308 m. con cara de circunstancias

  Bajamos la canal de espaldas asegurando cada paso, la niebla se hace más densa, llegamos a los esquís siguiendo la huella, sino igual ni los encontramos.
  Apretamos botas para el descenso, no veo nada, voy delante siguiendo lo poco que queda de nuestra huella para enfocar algo de relieve y no terminar en el suelo. La nieve es estupenda, la mejor del invierno sin lugar a dudas, muy fácil de esquiar, hasta el portillón superior bajamos a ciegas.

Bajamos la canal de espaldas sin nada de visibilidad

  Tenemos suerte de nuevo, se abren claros, de repente vemos el glaciar entero, inmaculado y virgen, ni una sola huella, para nosotros solos, bajamos a toda pastilla levantando un surtidor de polvo a nuestro paso. Conforme descendemos la nieve va humedeciendo, pero es igual, parece que sepamos esquiar y todo, en pocos minutos estamos en la Besurta, se acabo lo bueno.

Ya casi llegamos a la Besurta, ¡estamos "salvados"!

  Nos queda "remar" por las pistas de fondo, se vuelve a nublar y retoma la nevada, ya no nos importa, el cansancio se nota, con calma y ya "salvados" llegamos a los Llanos victoriosos y felices.

¡¡¡FELICIDADES SANDRA, QUE BUENA ERES¡¡

    Volvemos a Campo donde nos despedimos de Javi, tras una cervecilla, ducharnos, comer y recoger el apartamento viaje a Zaragoza tranquilo, con poco trafico.

Reseña para subir a la Maladeta Oriental:

Track para GPS y ver la ruta desde la Besurta en Google Eart:


Otra de nuestras ascensiones a la Maladeta Oriental:



 

miércoles, 18 de abril de 2012

Punta Suelza 2973 m.

Domingo 8:
Punta Suelza 2973 m.
Intento desde la central de Ordiceto con esquís

  Este día que se anunció como el de mejor tiempo en toda la Semana Santa, para nosotros fue casi el peor. A las 6,30 de la mañana, hace tiempos que no madrugamos tanto para ir al monte, salimos desde Zaragoza en mi coche David Naval, Nacho (el patillas) y yo dirección Aínsa.

  Cruzando al otro lado del barranco por el puente de la central

  Tenemos previsto subir con esquís a Punta Suelza desde la central de Ordiceto pasando por el ibón de Ordiceto. Cuando amanece nos cambia la cara, el pirineo esta cubierto de nubes negras, como siempre hacía lo "negro", hacemos como que hay sol y continuamos el viaje.
  Parada en Aínsa a "atracar" la panadería y tomar unos cafés, ¡¡sino fuera por estos momentos......!!, casi como que no tenemos prisa porque imaginamos lo que nos espera arriba.

 Vista de la central hidroeléctrica, el embalse y la pista nevada por la ladera contraria

  Continuamos el viaje, pasamos Bielsa de largo, poco más adelante del desvío a Chisagües tomamos una pista a la derecha indicada como ibón de Ordiceto. Tiene 11 kilómetros, salva más de mil metros de desnivel y en verano, te permite llegar hasta el mismo ibón en coche, no suele estar en buen estado, mejor un todo terreno, si no lo tienes y aprecias poco tu coche puedes subir sin problemas.

Llegando al refugio junto al ibón de Ordiceto

  Tampoco contábamos con la pequeña nevada que cayó esta pasada noche, pronto hay nieve en la pista, no es mucho espesor y el Nissan sube bien, a 1800 metros de altitud y un kilómetro de la central desistimos continuar, haciendo el "animal" podemos seguir en coche pero no merece la pena en absoluto.
  Nos preparamos con el cielo cubierto, viento y nevisqueando, confiando en que el tiempo mejore iniciamos la marcha.

Punta Suelza esta completamente sumida en la niebla

  Se sube por la ladera contraria a la pista, por palas empinadas siguiendo más o menos el trazo de un tubo subterráneo por donde "tiran" el agua del ibón a la central. Hay algún tramo delicado, se han formado placas de viento y las cortamos con los esquís, pasamos de uno en uno hasta llegar a Ordiceto.
  En la orilla hay un pequeño refugio recientemente reformado, paramos a verlo y "recapacitar", nuestra cumbre esta tapada y no lleva pintas de mejorar, hemos subido poco desnivel, apenas nos "ganamos" el desayuno y por narices tenemos que tomar los correspondientes huevos fritos "por su sitio". No es cuestión de ir al monte y volver más "gordo", así que decidimos continuar por las "tinieblas" con el GPS a mano y hacer hueco en el estomago.

El refugio completamente reformado esta muy bien aunque algo sucio

  No vemos casi ni el "culo" de Nacho que abre huella delante, seguimos hasta colocarnos debajo de la empinada canal que sube al collado, en la cota 2550 metros. Blanco por arriba, blanco por abajo y blanco por los lados, no se ve nada, "abortamos" la expedición por motivos de seguridad, no se ve, esta nevando y esta pala es muy "aludosa" como para meterse sin saber por donde vamos.

Esquiamos por las tinieblas

  La vuelta esquiando es un mundo de sensaciones, mis ojos no enfocan a ningún lado, todo esta blanco, me mareo, los cambios de pendiente nos pillan por sorpresa, David da un "salto mortal" en cámara lenta y "sobrevive". Pasado el refugio mejora la visibilidad, aunque la zona de placas no nos "emociona", buscamos la forma de evitar las palas "criticas".
  En los tramos más bajos es donde disfrutamos, la nieve esta mejor y se ve, Nacho esquía pegando "berridos", parece que este "sabediosdonde", sin darnos cuenta llegamos al coche.

Palas por debajo del ibón con zonas de placas

  Como estaba "escrito" de vuelta parada en Aínsa a tomar nuestros "inmerecidos" huevos fritos, por lo menos comemos y nos lo pasamos bien, que es de lo que se trata.
  Regreso a Zaragoza que mañana es "día escuela".

Crónica de David Naval:

Reseña de la ascensión:

Otra de nuestras ascensiones a Punta Suelza:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: