miércoles, 29 de agosto de 2012

Vallibierna 3067 m. y Culebras 3062 m.

  El viernes por la tarde viajo, esta vez solo, a mi apartamento en Campo (Benasque) a pasar el fin de semana.

Sábado 18 de Agosto:
Vallibierna 3067 m. y Culebras 3062 m.
Ruta circular desde el embalse de Llauset

  El sábado quedo en Las Paules con David y Elena, tenemos previsto subir a los conocidos y frecuentados por nosotros, picos Culebras y Vallibierna. El objetivo es que Elena corone su primer "tresmil" sin "sufrir" demasiado para que se enganche, la nombraremos "Caballero de los Tresmiles".
  En el coche de David continuamos el viaje juntos hasta Llauset.

Flanqueando el embalse de Lllauset

  Desde el embalse de Llauset, cerca del pueblo de Aneto, limitando con Cataluña, a más de 2000 metros de altitud, esta el punto de inicio ideal para coronar estos picos con poco desnivel y sin dificultades importantes. Se puede hacer una bonita circular subiendo por los ibones de Botornas al pico Vallibierna y bajando por el pico Culebras al collado de Llauset.

Los ibones de la Coma de Arnau

  Comenzamos la marcha, David sale "disparado", al principio me pego a él, me vuelvo y veo a Elena retasada. Humm.......¡¡, me digo, algo falla, me quedo a esperar a Elena, me pongo delante y le marco ritmo de "campamentos" a la vez nos damos conversación mutuamente. David nos espera y se pone en la fila, sin prisa pero sin pausa, apenas para echar unos tragos de agua Elena sube casi sin enterarse.

Espectacular vista del Coronas al Rusell pasando por el Aneto

  Asi, pues, bla, bla, bla........., ¡aiba!, si estamos en el lomo del Vallibierna, se ha hecho corto. Ahora empieza lo "emocionante", nos queda una cresta de unos 100 metros no muy ancha pero lo suficiente para pasar sin "jugarte" la vida, a ambos lados hay "patio" de sobras para acojonar al que no este habituado. Elena se fía, y la atraviesa siguiéndome despacio pero segura, es el toque de "alta montaña" que distingue un "tresmil" de un pico de "vacas".

Comienzo de la cresta al Vallibierna con el embalse de Llausets al fondo

  Y conquistamos nuestro primer objetivo, el pico Vallibierna. Felicitamos a Elena que esta super contenta, ha subido ligera y no se encuentra cansada, hacemos abundantes fotos y comemos. Elena nos bombardea con preguntas, ¿por donde iremos?, ¿es fácil....?, la verdad es que el paso de Caballo que une con el Culebras tiene un aspecto "imponente", parece difícil y peligroso.
  Aprovechando que en la cima hay una pareja de montañeros, les "endosamos" sendas maquinas de fotos y realizamos el solemne nombramiento de Elena "Caballero de los Tresmiles" mientras disparan a discreción.

El equipo en la cumbre del Vallibierna

  Mientras David y yo comemos relajados contemplando la cara sur de Aneto y Maladetas Elena esta inquieta y "mete" prisas, no se encuentra tranquila, quiere salir de allí para recuperar la calma, es miedo "escénico" a lo desconocido.
  El paso de Caballo lo evitamos por una cornisa en su vertiente sur, destrepamos un poco por una canal y tomamos un trazo horizontal siguiendo mojones con cuidado, a pesar de ser fácil es expuesto, otra corta canal nos lleva a la misma cumbre del Culebras.

Nombramiento de Elena "Caballero de los Tresmiles" con David apadrinado

  Aquí estamos poco rato antes de continuar el descenso al valle de Llausets. Lo primero que viene es otro destrepe al collado del Culebras que Elena baja con menos miedo, seguido una empinada pedrera en la que aprovechamos los tramos de grava fina y profunda para bajar medio "esquiando", con un flanqueo a la izquierda por senda bien marcada alcanzamos el collado de Llauset.

Desde el Culebras vemos el valle de Vallibierna y el Posets muy al fondo

  Nos falta descender todo el valle hasta el embalse, la parte más empinada tiene la típica pedrera fina que se baja echando "virutas", perdemos altura a marchas forzadas. Cuando el valle suaviza una cómoda senda sin apenas piedras nos conduce a la cola del embalse cerrando el circulo.
  Aun nos queda el pesado y largo flanqueo del lago hasta el coche.
  Como no podía ser de otra manera allí nos esperaban las cervezas frías con patatas fritas, lo mejor de estas travesías veraniegas, habrá que inventar algo igual para los meses de invierno.

Destrepe del Culebras al collado

  Regresamos a Las Paules donde se alojan David y Elena, yo en mi coche continuo hasta Campo. Elena ya esta deseando repetir para ampliar su "currículo tresmilero".


Reseña de la ascensión:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Otra de nuestras ascensiones al Culebras Vallibierna: