jueves, 9 de agosto de 2012

Ferrata Mirador de los Buitres en Riglos

Viernes 20 de Julio:

Vía ferrata en Riglos al Mirador de los Buitres
Cubilillo Os Fils - Peña Don Justo

Comienza la MULTIAVENTURA TEBARRAY 2012

  Este verano no han salido las cosas como esperaba, llevo siete años trabajando veranos enteros como monitor de Montaña en campamentos que organiza el Gobierno de Aragón para chavales de 14 a 17 años. 
  Con los "ajustes" debidos a la "crisis" se les ha ocurrido a nuestros gobernantes "pulirse" todos los campamentos y cerrar los albergues juveniles de un plumazo dejando en la calle a los chavales y a todos lo que contribuíamos a que funcionara la movida. 
  Como las vacaciones son muy largas y no tengo ni un "duro" he regresado a mis "orígenes", junto con Oscar (el destalentao) y Antonio (el sobrao) vamos a "resucitar el famoso campamento de Montaña para jóvenes, la MULTIAVENTURA TEBARRAY. La diferencia con otros campamentos es que no cobramos pero nos lo pasamos bien, todos somos voluntarios y amigos, siendo la Asociación sin animo de lucro.

La pared esta equipada con clavijas antiguas y una sirga para asegurarse

  Hace años la dejamos de realizar por falta de chavales que quisieran asumir estos retos tan sacrificados.
  Esta vez vamos con un grupo reducido, de 10 chicos y 5 chicas que quieren hacer montaña, son antiguos acampados de Tebarray, se conocen desde pequeños y se llevan bien. "Piensan" que saben donde se meten, se llevaran una sorpresa "agotadora" de la que nunca se arrepentirán
  Entre ellos están los ya conocidos en estas "Cronicas" como Fran (el ideal), David (el exfutbolero), Anayet (la esquiadora) y las nuevas "secretarias" Raquel y Leti.

Raquel y Leti juegan con "ventaja"

  Acamparemos en el terreno de Tebarray en Ansó donde simultáneamente esta funcionando el campamento de los pequeños que sumados a ellos seremos más de 150 personas. Aprovechamos la infraestructura ya montada para no tener que organizar nada, el perfecto "mecanismo" de padres voluntarios que trabajan sin descanso en la cocina, se encargan de alimentar a toda la tropa con variedad de menús y horarios "imposibles" de encajar. 

Joaquín a su edad "jugandose" la vida, todo un "fenómeno"

  A las 9 de la mañana hemos quedado los "expedicionarios" en Zaragoza para comenzar estos 10 días de Aventuras. Para movernos utilizamos dos grandes furgones Mercedes de nueve plazas que conduciremos los propios monitores.
  Antonio vive en Jaca y se unirá en Riglos, Oscar no puede venir hasta la noche, como no tenia conductor para la segunda furgoneta he "enculado" a Joaquín Andrés, amigo de toda la vida, su hijo Pablo forma parte de la expedición y el lleva varios años de voluntario en el Campamento.

Los chicos están todos muy fuertes

  Lo que no sabia bien Joaquín es que no vamos directos a Ansó, en Riglos tenemos parada. Para "calentar" subiremos la vía ferrata del Mirador de los Buitres y bajaremos por el camino equipado de la Peña Don Justo. Ante la situación le surgió la duda de si quedarse a esperar o embarrancarse en la ferrata. No ha hecho montaña en su vida y con sus 18 tacos más 32 de experiencia, o sea 50, no sabes si estas para estos "trotes".
  Al final con dos "cohones" se embarco a la aventura resultando ser un autentico "fiera", demostró estar aun en plenitud de facultades físicas como un "vulgar" jovenzuelo.

Esther cruzando un mini puente Tibetano en la Peña Don Justo

  El día fue muyyy caluroso, menos mal que llevamos agua, ¡gracias Antonio!, la aproximación y el retorno son de por si autenticas excursiones, mas de cuatro horas nos llevo al grupo completar el recorrido circular. Los chavales se mueven mejor de lo "vaticinado" por sus antiguos monitores, son un grupo homogéneo y vienen con la firme decisión de pasárselo bien haciendo montaña. 

Paula y Esther serán los nuevos fichajes para "secretarias"

  La ferrata tiene dos tramos separados por un trazo de senda algo expuesta que no tiene sirga para asegurarse. Los tramos verticales están suficientemente equipados y reequipados, no tiene dificultad especial aunque tampoco es de las más fáciles.
  Terminada la ferrata con "cero muertos", completamos el viaje a Ansó. Llegamos con tiempo justo para montar nuestras tiendas, ducharnos e instalarnos cómodamente en el trozo de "suelo" en el que dormiremos las próximas noches y engullir una buena, surtida, abundante y merecida cena.

El camino de bajada esta equipado con una escalera

  Por las noches nos juntamos en un pequeño pabellón de campaña, es como una sala de proyecciones y conferencias, tenemos pantalla, proyector y ordenador con altavoces. También hace las veces de almacén del abundante material de montaña que utilizaremos continuamente. 
  En nuestra primera reunión explicamos las normas básicas de convivencia en el campamento, somos muchísima gente y hay que respetarse. Les expongo mi "idea" de funcionamiento, tenemos que organizarnos como lo harían un grupo de buenos amigos, hacerlo todo en común y por decisión global, cada uno tendremos nuestro trabajo y responsabilidades dentro del grupo de "amigos", les gusto y lo raro es que funciono.

El grupo completo en el mirador de los Buitres

  A las doce nos retiramos a las tiendas y se guarda silencio en el campamento, hay que descansar, mañana nos espera un día ajetreado, subiremos al pico la Mesa de los Tres Reyes.

Reseña de la ferrata:

Otro de nuestros recorridos por la ferrata de Riglos: