miércoles, 8 de agosto de 2012

Cordier 3254 m. y Sayo 3220 m.

Miércoles 18 Julio:
Cordier 3254 m. y Sayo 3220 m. 

  Hoy madrugamos los expedicionarios Bibiana (Bibi), Clara (la inaudita), Bea (secretaria) y yo. Tenemos como objetivo principal las Maladetas Occidentales, picos Cordier y Sayo, si hay tiempo y ganas la tercera Maladeta pico Mir y el Bondidier. Vamos con horarios, a las 8 de la mañana sale el bus del vado del Hospital a la Besurta y a las 9 de la noche regresa el último.
  Comenzamos la marcha en la Besurta con un día esplendido, pasamos por el Refugio de la Renclusa y nos desviamos por el barranco del Alba a los ibones de Paderna. Por trazo de senda y siguiendo mojones remontamos el barranco, dejamos a la derecha los imponentes paredones del pico Paderna.

Remontado el barranco del Alba junto a los paredones del pico Paderna

  Llegamos a la Coma de Alba, un pequeño circo rodeado de cumbres, el Alba, el Diente, La Muela, Mir, Punta Delmás ........., frente a nosotros la brecha por la que tenemos que pasar, el collado del Alba. La parte baja es defendida por unos grandes neveros, comprobamos que están en buen estado y no hace falta material, abro huella y las chicas me siguen dando "botazos" con el canto para clavar bien y no irse abajo. En la parte más empinada aparece la pedrera que es peor para subir que la nieve, nos pegamos al costado derecho para pisar menos piedra suelta y agarrarnos a la roca.

Salvando los últimos metros de canal al collado de Alba

  Aparecemos en la vertiente sur, más domesticada y suave, vemos el Bondidier y a lo lejos el Posets. Flanqueamos las faldas del Mir y Sayo al collado Cordier junto al Bondidier, desde aquí el acceso a las cimas de los picos Mir y Sayo es "pan comido" por el lomo enfilamos directamente al Sayo, nuestro primer tresmil del día.

Llegando a la cima del Sayo con el Bondidier y Aragüels atrás

  Todos hemos subido bien, Bibi es la primera vez que corona un "tresmil" y la vamos a nombrar "Caballero de los Tresmiles", Clara va más sobrada que todos juntos y Bea esta suelta y en su salsa.
  Estamos un buen rato tumbados, casi hace calor, no sopla ni una brizna de viento y el sol pega de punta, empezamos a "achicharrarnos" y decidimos movernos. 
    Vamos al Cordier, pero antes nombraremos a Bibi Caballero de los Tresmiles en una ceremonia seria y estudiada, Clara sera la "Madrina" de Bibi y Bea se encargara de las fotos para que haya documentos "gráficos" que den constancia de este momento.

Solemne nombramiento de Bibi "Caballero de los Tresmiles" en la cumbre del pico Sayo

  Terminado el "acto" reiniciamos la marcha, voy el ultimo al llegar al collado Clara se sienta, le pregunto que pasa y me dice que se queda allí a esperar, la miro con cara de "haba" pensando que va de broma, pero no oiga. Resulta  que le ha dado un ataque repentino de "pereza" a la expedicionaria que mejor y con menos esfuerzo se mueve de todo el grupo.
  Saco de mi el "psicólogo" que llevo dentro y sin esforzarme mucho accede a continuar, no necesito ni darle una "patada" en el culo y por supuesto no se arrepintió de subir.

Autorretrato de grupo en la cumbre del Cordier

  Por fin coronamos el cercano Cordier, que con sus 3254 metros es cumbre principal de las Maladetas Occidentales. Tiene si cabe, mejores vistas aun que el Sayo, se ve el ibón de Cregüeña, el Aragüels, asoma el Aneto..........
  Hacemos fotos, "saltamos" en la cumbre, nos recordamos a nosotros mismos lo "buenos" que somos a la vez que ponemos nombre a los picos que se ven.

Reposando en el Cordier con Cregüeña abajo

  El Mir lo desechamos estando en el Sayo, elegimos subir al Bondidier. Cuando propongo atacar la tercera cumbre no hay caras de entusiasmo, además vamos justos de tiempo, si bajamos directamente podemos ir más tranquilos, nos conformamos con lo hecho y comenzamos el retorno por el mismo itinerario.
  Cruzando el nevero bajo el collado de Alba montamos un "espectáculo", yo me "tiro" a la nieve y bajo esquiando con las botas, Bibi y Clara lo intentan y caen una tras otra, Clara termina rodando, Bea la última recogiendo bastones que han perdido.
  Apuramos todas las lenguas de nieve que encontramos, mucho más cómodas, rápidas y divertidas que ir saltando entre enormes bloques de piedra.

Apurando lenguas de nieve en la Coma de Alba

  El resto del descenso sin problemas, exceptuando un "placaje" que hizo Bea a un mojón de piedras "desintegrándolo" por completo, nos partimos todos de risa aunque a ella no le hizo mucha gracia, mas bien salio dolida pero "sobrevivió".
  Nos plantamos en la Besurta con tiempo suficiente para tomar el bus de las 8 que nunca apareció..........., ¡manda cojones!, los servicios de autobuses "veraniegos" son un descojone total y la mayoría un "asalto" a mano armada, más que un servicio publico sin animo de lucro en un espacio natural.

Bajando por los ibones de Paderna

  Una hora estuvimos esperando hasta que apareció el bus que nos retorno al coche. Con esta salida dimos por finalizada nuestra estancia en el valle, mañana cuando nos levantemos viaje a Zaragoza.
  Pasado mañana comienzo con los chavales el campamento de montaña "Multiaventura de Tebarray", iré colgando Crónicas de las actividades "campamentales".

Reseña para las Maladetas Occidentales:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Otra de nuestras ascensiones con esquís: