martes, 27 de septiembre de 2011

Garmo Negro 3051 m.

Domingo 25:
Garmo Negro 3051 m.

  Esta semana solo tengo disponible el domingo, aprovecho para iniciar nuevas candidatas a "secretarias" en la "carrera" de los "Tresmiles". 
  A las 6,30 de la mañana quedamos en Zaragoza Fran (el ideal), Bea (secretaria), Juan (el padre), Javi (unomás), Sara (la becaria), Clara (la inaudita) y las candidatas Lucia, Iris y Raquel.

En el collado de Argualas antes de la cresta cimera al Garmo Negro

  Viajamos al Balneario de Panticosa, antes de empezar la marcha entramos a refugio de la Casa de Piedra a saludar y tomar unos cafés. A las 9,30 iniciamos la ruta con un día raso y despejado, ideal para andar. 
  La primera hora y media subimos a buen ritmo, cada metro las vistas son mejores, hacemos fotos y pequeñas paradas a reconocer los picos que se ven disfrutando del paisaje. 

Impresionantes vistas llegando a la cumbre

  A Clara le hemos puesto de mote "inaudita" por su carácter sorprendente, va más fresca que una rosa, sube rápido y descansada. 
  Fran no sabemos que "se mete" pero últimamente tira como una moto. 
  Bea ya esta entrenada y para la semana que viene nos hemos planteado una "gran travesía"
  Las "candidatas", a pesar de ser su primer tresmil progresan adecuadamente, suben al ritmo que les marcamos sin abrir la boca (alguna literalmente). 
  Sara viene en plan "tresmil anual" y al final del viaje nos despediremos de ella hasta el año que viene, sinf.........¡¡¡
  Juan marca el ritmo, es diésel, y Javi va nombrándonos las cumbres que aparecen a la vista con todo lujo de detalles.

Cima del Garmo Negro con la mole del Vignemale detrás

  Casi sin darnos cuenta llegamos a nuestro objetivo, a todos se nos antoja más corto de lo esperado, nadie va cansado más de lo normal. El buen tiempo invita a quedarnos indefinidamente y así lo hacemos.
  Tras comer repaso a los picos que vemos en 360 grados, fotos de rigor y por fin el momento más esperado, nombramientos de nuevos "Caballeros de los Tresmiles". 
  En una ceremonia conjunta nombramos "Caballeros" a Lucia, Iris y Raquel, aprovechamos también para proclamar a Clara como miembro del equipo de "secretarias" "Mur Rutas Team Mountain" y entregarle la camiseta oficial.

Nombramiento de Lucia "Caballero de los Tresmiles"

  Aunque no nos apetezca al final tenemos que bajar. 
  En el ascenso hemos utilizado el itinerario normal al Garmonegro siguiendo hitos con manchas de pintura roja bordeando la Majada Alta por la ruta de Pondiellos y el collado entre Algas y Garmo, cresteando hasta la cima.
  Para descender nos "tiraremos" directos por la pedrera bajo la cima, abandonaremos la ruta normal pasado el collado inferior, tomando una diagonal marcada con hitos y trazos de senda hasta la canal del barranco de Pondiellos por la que destreparemos con facilidad confluyendo con la ruta de ascenso al final de la Majada Alta.

Nombramiento de Raquel "Caballero de los Tresmiles"

  El resto por buen sendero lo recorremos rápido hasta el Balneario. 
  En el coche reparto de latas frescas con patatas fritas antes de emprender el viaje de vuelta a Zaragoza.
  En resumen, recorrido corto, solo 10 kilómetros, pero exigente en cuanto a desnivel, 1400 metros que se suben mejor de lo que parece. Fácil y espectacular pico para iniciar en los tresmiles con un mínimo de preparación física.

Nombramiento de Iris "Caballero de los Tresmiles"

 ¡¡Felicidades a Iris, Raquel y Lucia!!, esperamos a partir de ahora veros a menudo en la montaña.

Vista de la vertiente de Brazatos desde la Majada Alta

Reseña de la ascensión:

Otra de nuestras ascensiones con esquís:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

lunes, 26 de septiembre de 2011

Toro de Osborne en Alfajarín

Miércoles 21:
Bicicleta de Montaña
Toro de Osborne en Alfajarín

  El miércoles por la tarde después de "currar" quedamos Fran (el ideal), Javi (unomás), José Lacarta y yo para hacer un recorrido circular por los alrededores de Zaragoza.
  La ruta la ha diseñado José así que se pone delante metiendo caña como es típico y todos a remolque. Fran y Javi están un poco asustados, Javi no sale hace siglos y Fran es la primera vez que lo llevamos "acelerao".

  Pedaleando a Alfajarín con el Toro de Osborne coronando la sierra

  Quedamos en el Azud del Ebro para dirigirnos a la Cartuja Baja paralelos al Soto de Cantalobos, a la altura de la Cartuja cruzamos el Ebro por una pasarela verde muy llamativa y recorremos el galacho de la Alfranca pasando por Pastriz.
  Por buenos caminos enfilamos a Alfajarín, al fondo vemos la autopista y encima la sierra donde se yergue altivo el Toro de Osborne, nuestro objetivo.
  Cruzamos Alfajarín y empieza la subida, por rampas fuertes llegamos a la ermita y castillo, después por senderos vamos aproximándonos al Toro, una empinada rampa acaba en el alto donde esta enclavado.

Por senderos entre vegetación esteparia llegamos al Toro
  
  José se escapa y sube toda la cuesta montado, Fran y Javi desmontaron e hicieron "empujambay" al final, si José sube yo también, aguante pedaleando y lo conseguí. 
  Llego arriba bien de piernas pero muy alterado de respiración, intento aspirar hondo para recuperar pero no se que me pasa sigo jadeando como si estuviera pedaleando, tardo tanto en empezar a recuperar que llego a ponerme nervioso. A partir de este momento me encontraba fatal, mareado, agarrotado con amago de tirón en las piernas y el estomago en mal estado, continué el recorrido como pude, fui mejorando bastante pero no llegue a estar bien del todo. Supongo que a pesar de salir en bici últimamente lo hemos hecho a poco ritmo y esta vez me pase de rosca, aunque nunca me había sucedido nada parecido y espero que no vuelva a repetirse.

Bonita silueta de José llegando al Toro

  Desde el Toro se hace un circuito por senderos desérticos, muy entretenidos, en plan sube y baja hasta salir a otra pista junto a la autopista. Se sigue bordeando la autopista hasta la Puebla, nos desviamos a Villamayor, siempre por caminos volvemos a Santa Isabel y por la avenida Cataluña a cerrar el circulo. En la gasolinera nos compramos dos litros y medio de cocacola que la empapamos toda.
  Os aconsejo que antes de cruzar el puente del Gallego en Santa Isabel bajéis al río y siguiendo el cauce del Gallego y un tramo del Ebro llegar otra vez al Azud.

El Toro de Osborne

  La ruta son 51 kilómetros con menos de 300 metros de desnivel acumulado que se sube todo al final, entre ir a casa y volver terminamos con casi 70 en cuentakilómetros del GPS. 
  "Vivos" para variar, Fran esta más fuerte que nunca y Javi tiene moral para subir a donde sea este como este.

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

sábado, 24 de septiembre de 2011

Vía Ferrata del Santo Cristo en Olvena

Domingo 18:
Vía Ferrata del Santo Cristo en Olvena

  Hoy teníamos previsto descender el barranco de Barbaruens con un grupo de amigos de Oscar (el destalentao), las malas previsiones meteorológicas aconsejaron aplazarlo para otro día.
  Me levanto y asomo a la ventana, no llueve pero el cielo esta muy negro y desapacible, aviso a Bea y Clara que sigan durmiendo.


  Una hora más tarde nos levantamos, el cielo sigue igual. Desayunamos y recogemos tranquilamente, cuando terminamos cargamos el coche para volver a Zaragoza. Pasamos por el Congosto de Olvena, aunque hay nubes no amenaza lluvia, nos apetece recorrer la vía ferrata del Santo Cristo, paramos y "manos a la obra".


  Buena temperatura para hacer esta vía, no muy larga y fácil,  probablemente la más sencilla y antigua de Aragón pero con un altísimo nivel paisajistico.
  En pocas ferratas por muy aéreas que sean nos salen unas fotos tan espectaculares como en esta.


  Cerramos el circuito de coche a coche en dos horas con tranquilidad, sacamos la nevera y hacemos comida de picnis en la orilla de la carretera en plan "dominguero total".


  Regresamos a Zaragoza pronto, Clara coge el autobús para ir a Soria y Bea tiene que volver a Huesca donde empiezan el siguiente curso universitario.

Reseña de la ferrata:

Otro de nuestros recorridos por esta vía ferrata:
Más fotos: 

jueves, 22 de septiembre de 2011

Turbón 2492 m.

Sábado 17:

Castillo de Turbón 2492 m. desde la cabaña de la Margalida
Ascenso por barranco de la Coma y su cresta norte.
Descenso por la Coma de San Adrián y puerto de la Muria.


  Segunda jornada de actividad montañera, tras coronar el Aneto el día anterior pensamos en otro pico más "relajado", elegimos el Turbón. Para que sea un recorrido curioso lo hacemos circular desde la cabaña de la Margalida por el valle de Llert. Subimos por su cresta norte y bajamos por el fondo del valle, al final nuestra ruta va a ser casi tan larga como el Aneto.

Bea practicando "arborismo a pelo" en un curioso árbol que había en la cresta

  A las 9 salimos de Campo Bea, Clara y yo a Llert, cerca del pueblo tomamos una larga pista forestal hasta el final donde se encuentra la cabaña de la Margalida, se puede usar para pernoctar.
  El firme de la pista esta aceptable para turismos hasta mitad, en el tramo final el agua la ha destrozado, hay abundantes zanjas y pedruscos.

Pequeñas trepadas con impresionantes canales sobre el valle de Llert

  Empezamos la marcha, estamos solos en el valle. Nos dirigimos por una antigua pista maderera a la canal por donde desagua la Coma de San Adrián, es un barranco estrecho que en algún momento exige poner la manos para cortas y entretenidas trepadas.

Las vistas desde la cresta son buenísimas en todas direcciones

  Salimos a la Coma y enseguida viramos decididamente a la derecha por empinadas palas herbosas en dirección a una canal. Hay hitos que nos indican que subimos por la canal correcta, sin poner manos llegamos al filo de la cresta.
  Desde este momento las vistas son espectaculares constantemente, el Baciero y el valle de Llert por un lado y la Coma por el otro, además del Aneto, Posets, Eristes, Cotiella.......

Progresando sobre la Coma de San Adrián

  La cresta tiene algún tramo con fáciles trepadas, es ancha, nunca da la sensación de vacío, todas las cotas se pasan por arriba, excepto una bastante evidente que se flanquea por la vertiente de Llert.
  El cresteo es largo, nuestra cumbre siempre esta más allá, al final vemos las antenas de la cima y aunque parecen lejanas llegamos rápido.

En la cumbre del Turbón

  El día se desarrolla entre nubes y claros, en la cima estamos casi dos horas, el viento nos hizo levantarnos y comenzar el descenso.
  En dirección contraria a la que vinimos empezamos a bajar al fondo de la Coma, por sendero bien marcado señalizado con hitos, llegamos al principio del valle.

Desde el collado vemos la Coma completa y el recorrido que seguimos

  En vez de continuar por el barranco que ascendimos remontamos a la derecha unos metros a un collado, seguimos el cordal hasta divisar un cortafuegos que lleva al puerto de la Muria. Por un cómodo PR llegamos al punto de partida.
  En resumen, más de 12 kilómetros y 1150 metros de desnivel, no ha estado mal para ser una excursión "relajada".
  Regresamos a Campo y como de costumbre buena cena y a descansar.

Reseña de la Ascensión:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Otra de nuestras ascensiones al Turbón:

El Turbón con esquís:
Más fotos: 

martes, 20 de septiembre de 2011

Aneto 3404 m

  Aprovechando unos días de fiesta que tengo "sueltos" y que Bea (secretaria) y Clara (la litueniguera) aun no han reenganchado en la universidad nos vamos los tres el jueves por la tarde a mi apartamento de Campo en plan fin de semana "largo".

Viernes 16:
Aneto 3404 m.
Desde Vallibierna por los ibones de Coronas

  A las 8 de la mañana salimos de Campo destino a Senarta y desde allí recorrer en coche toda la pista de Vallibierna hasta el refugio de pescadores. Es día laboral pero hay "mogollón" de coches aparcados, ¿serán ociosos, que no pobres?, ¿o parados con "herencia"?, ¿tal vez funcionarios?, en fin, nos quedamos sin saberlo.

Bonito ibón intermedio de Coronas encajado entre paredes de roca

  Con sol y buen tiempo empezamos la marcha casi a las 10 de la mañana. La intención inicial es coronar el Aneto, desde allí el pico de la Espalda. Lo hemos intentado en invierno y un paso expuesto en malas condiciones nos echo atrás, es el único tresmil que me falta por subir en el macizo.

Ibón superior de Coronas con el pico Aragüels de fondo

  Bea y Clara andan bien a pesar de haber estado un mes en "dique seco", sin prisa pero sin pausa llegamos de un tirón al ibón superior de Coronas donde paramos a tomar un "tentempié". Contemplamos el Aragüels, el Maldito y el Aneto, distinguimos montañeros en la cima, a la vez comemos junto a la orilla con una temperatura estupenda.

Lo que queda del "escaso" glaciar del Aneto

  Proseguimos la ruta, el cielo se empieza a cubrir poco a poco. La trepada del collado de Coronas desde donde accedemos al glaciar es fácil si se encuentra el trazo bueno. Pasamos el collado, me quedo "alucinado" al ver que el glaciar esta desapareciendo, en cuestión de pocos años en verano se ira toda la nieve. Quedan tramos de hielo alternados con roca, la nieve no es nieve, es hielo duro y descarnado que hace obligatorio los crampones y extremando precauciones.

Atravesando el famoso paso de Mahoma

  Hemos elegido la peor época del Año para subir al Aneto, esta feo y peligroso, hay mucha roca y resulta incomodo. Lo mejor es ir en primavera, hay nieve, no hielo, desde muy abajo, sube mucha gente, la huella esta bien marcada y compactada, se anda con crampones cómodo y sin peligros, estéticamente es super chulo. Pronto nos quitamos los "pinchos", andamos un corto tramo hasta el  famoso paso de "Mahoma".

Equipo completo de expedicionarios en la cumbre del Pirineo

  Bea y Clara atraviesan el paso casi sin usar las manos, se extrañan de la fama de difícil que tiene, aunque es fácil no te caigas. La trepada del collado de Coronas tiene una dificultad casi mayor.
  Mientras nos hacemos fotos empieza a gotear y tronar a lo lejos, vuelvo a posponer el ataque a la Espalda del Aneto para otra ocasión, nos batimos en retirada rápida para evitar que nos caiga un rayo en la crisma.

Clara y Bea siempre quieren llegar más alto

  Apenas caen cuatro gotas, pasado el collado de Coronas paramos a comer, el resto del descenso tranquilos y sin problemas. Desde el ibón inferior elegimos otro itinerario cruzando el desagüe del lago junto a una antigua cabaña de pastores sale un sendero por la orilla opuesta, bien marcado y mucho más cómodo  hasta el mismo refugio de pescadores.

Camiseta "oficial" de las "Secretarias" Montañeras

  Regresamos a Campo a por nuestra merecida "comidameriendacena" y a la cama porque mañana haremos una circular por el Turbón con menos desnivel pero casi tan larga cono el Aneto.

Reseña de la ruta:

Otra de nuestras ascensiones al Aneto:

El Aneto con esquís:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

lunes, 19 de septiembre de 2011

Riberas del Ebro y Gallego

Miércoles 14:
Bicicleta de Montaña
Riberas del Ebro y Gallego

  Esta tarde salimos en bici Fran y yo con una nueva invitada, Clara, es la "secretaria" revelación. Clara ha empezado a venir a la montaña hace muy poco y a demostrado ser una autentica fiera, ahora en la bici también.

Pasarela sobre el Ebro a la altura de la Cartuja baja

  Hemos diseñado un gran recorrido sin pendientes ideal para iniciarse, es entretenido y bonito por la cantidad de diferentes paisajes y terrenos por los que transitamos. Iniciamos la ruta en Zaragoza bajo el puente sobre el Ebro del tercer cinturón.
  Recorremos la ribera del Ebro por el soto de Cantalobos hasta la Cartuja baja, regresamos por la otra orilla hasta el Gallego que remontaremos hasta Santa Isabel para regresar al Ebro por la otra orilla visitando su desembocadura.

Por el soto de Cantalobos entre la vegetación

  Atravesamos un tramo urbano hasta la Almozara, otra vez por caminos llegamos al Galacho de Julisbol, recorremos los caminos más bonitos del Galacho y acabamos entre Alfocea y Monzalbarba. Retornamos por la otra orilla bordeando los meandros del río hasta llegar a la estación, de nuevo recorrido urbano hasta llegar cada uno a su casa.

Cruzando una acequia para salir del soto por un puente de troncos

  En resumen, 61 kilómetros completamente llanos ideales para iniciar, se puede partir en dos recorridos diferentes cortando por el tramo urbano que se recorre íntegramente por carril bici.
  Clara no había hecho bicicleta de montaña en serio nunca, aun así se "trago los 60 kilómetros sin rechistar, nos dejo muy sorprendidos, estoy seguro que pronto volverá a la carga, ¿o no?.

Mirador en la desembocadura del Gallego

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
Más fotos

domingo, 18 de septiembre de 2011

Barranco de Liri

Domingo 11:
Descenso de Barrancos
Las doce cascadas de Liri

  A las 10 de la mañana quedamos Ana, Sandra y yo en Castejón de Sos con Isidro (cachocabroncarapija) y Anayet (la montañera) para descender juntos el barranco Gordo o de las doce cascadas de Liri.


  Realizamos la aproximación con los coches, dejamos uno en el cementerio de Castejón junto a los prados donde aterrizan los parapentes y con el otro subimos todos a la cabecera del barranco por la carretera de Liri. Antes de llegar al pueblo en una gran curva hay una borda en ruinas a la derecha y un ensanchamiento a la izquierda donde aparcamos. La carretera la están arreglando, el pavimento es de tierra y entre semana trabajan.



  Preparamos el material y subimos al primer rapel por un trazo de pista muy pendiente que sale pocos metros más arriba de donde aparcamos, en cinco minutos estamos en el cauce. 
  Organizamos el descenso en plan "cursillo para secretarias", Sandra, Ana y Anayet se encargan de montar todas las cabeceras ellas solas y de bajar las primeras, también transportan, recuperan y recogen las cuerdas que utilizamos, yo me dedico simplemente a observar como lo hacen e Isidro cierra el barranco.


  Hay poca agua, la suficiente para disfrutar, aunque se puede rapelar por las cascadas les hago montar todas instalaciones por los pasamanos y me entretengo viéndolas "sufrir", pase lo que pase se las tienen que arreglar solas.
  El tempo acompaña, vamos lentos pero no pasamos frío, el cauce esta muy resbaladizo y hay que fijarse donde pisas.


  Esta vez no hice vídeo, Isidro se olvido (para variar) su maquina en el coche de abajo, volvimos a buscarla pero cuando llego al barranco se dio cuenta que no tenia la batería, a lo que acabo el barranco se dio cuenta que la llevaba en el bolsillo del pantalón  enfinnnnn..........., de todas formas da igual, las fotos que hace son "horribles".


  Terminado el descenso recuperamos el primer coche y nos tomamos un completo picnics con latas frías a la sombra mientras contemplábamos a los parapentistas aterrizar.
  Regreso a Campo a recoger y vuelta a Zaragoza a esperar que llegue el próximo fin de semana..

Reseña del barranco:

Otra reseña:

Otra de nuestras visitas a Liri:
Más fotos: 

martes, 13 de septiembre de 2011

Forqueta 3007 m. y Forqueta SE 3004 m.


  El viernes por la tarde nos hemos venido a mi apartamento en Campo Sandra (la inefa), Ana (la mochuela) y yo. Hay previsto buen tiempo y hemos programado un "pack" de "tresmil" y barranco.

Sábado 10:
Travesía de Montaña Circular:
Pico de la Forqueta 3007 m. y Forqueta SE 3004 m.

  A las ocho de la mañana partimos desde Campo a Eriste, a la salida del pueblo tomamos la pista semi asfaltada medio hormigonada de acceso con vehículo al pequeño parking de Espigantosa a 1500 m, de altitud.
  Cual fue nuestro asombro cuando a mitad camino empezamos a ver una hilera de coches continua aparcados hasta el mismo parking que estaba lleno a rebosar, pensamos que se celebraría algún acontecimiento montañero pero simplemente lo que había era una muchedumbre que coincidió aquel día para subir al Posets. Aparcamos mal, pero cerca.

Bonita foto del ibón de Llardana con las Forquetas y el collado de Eriste

  Nueve treinta comienza nuestro "pateo", llegamos al refugio Ángel Orús y no hay ni "Cristo", cartelito "típico" en la puerta de estamos limpiando iros a........... 
  Paramos a untarnos de mejunjes protectores y picotear algo, seguimos subiendo, encontramos el puente metálico que cruza el torrente de Llardana totalmente "escachado", supongo que la nieve sera la culpable, las gruesas vigas estaban dobladas como si fueran de "pichinabo".

Fáciles trepadas desde el collado de Eriste a la cumbre

  Antes de llegar al desvío al Posets por la Canal Fonda ya nos encontramos gente que baja de la cima, a nuestro pico no va nadie, a partir de allí estaremos prácticamente solos. El ibón de Llardana estaba precioso, el cielo azul y nítido, nuestras cumbres a la vista.

Cresta Espadas - Posets, nuestro próximo objetivo

  Ana y Sandra son muy alegres, van hablando y animando la marcha constantemente, disfrutan un montón, casi sin darnos cuenta estamos en el collado de Eriste.
  Una pequeña trepada que hacemos disfrutando de las vistas sobre la cresta Posets y Espadas nos deja en la cumbre más alta de las Forquetas. 

A la derecha las dos puntas del Forcau y la Collada Maja por la que pasaremos

  Estuvimos mucho rato arriba, tuvimos visita de otras dos personas que marcharon antes que nosotros, hicimos fotos y estudiamos el itinerario de bajada por el valle del Forcau. Cuando nos cansamos pasamos a la segunda Forqueta e intentamos crestear hasta la Colladeta Maja que es el punto de acceso para bajar por el Forcau directos al Refugio. 
  No lo vi claro y decidimos retornar para bajar y flanquear las Forquetas hasta el collado, probablemente seria más fácil de lo que parecía pero no tenia información ni ganas de meterme en "berenjenales".
  El itinerario para descender por el valle del Forcau no esta balizado, no hay hitos ni trazas de sendero ni nada de nada, es un pedregal que en algunos tramos se trasforma en un laberinto de bloques inestables muy incómodos para progresar. La ventaja es que hacemos recorrido circular conociendo un valle nuevo por el cual no pasa nadie, nadie............, solo unas cabras "perdidas" y alguna marmota despistada.

El "equipo" completo en la Forqueta

  Por una canal descompuesta descendimos a la falda de la Forqueta que flanqueamos sin perder altura por un canchal resbaladizo, hicimos un concurso de "culazos" en el que esta vez no fue Ana la que se proclamo ganadora. Una corta trepada entre bloques nos deja en la Collada Maja.

Aquí esta el Aneto

  Descendemos al fondo del valle buscándonos la "vida" entre las piedras, accedemos a otra especie de segundo collado por donde se sube a la cercana Tuca la Llantia. Conforme avanzamos se va "humanizando" el descenso, incluso aparecen algunos hitos. Una estación meteorológica colocada en una pequeña pleta nos anticipa que estamos cerca del refugio al que llegamos por su parte trasera pasando por el helipuerto.

Los picos de Eriste desde la Forqueta SE.

  Parada en el refugio a tomar unas latas, así Sandra y Ana lo conocen por dentro y descansamos nuestros sufridos pies. Con energía renovadas terminamos el descenso por el valle de Eriste hasta el coche.
  Bajando nos encontramos con José Lacarta y Marta acompañados de Gavilan y Natalia, antiguos "dinosaurios" y "viejas glorias" de Tebarray. El domingo van a subir a las Forquetas tras pasar la noche, que no dormir, en el "saturado" refugio de Ángel Orús.
  Regreso a Campo a ducharnos y cenar, aun tuvimos "valor" de tragarnos una película americana "mala" antes de irnos a dormir.

Reseña para subir a la Forqueta por el refugio Angel Orús:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart de nuestro recorrido circular:
Más fotos: 

lunes, 12 de septiembre de 2011

San Caprasio - Alcubierre en BTT

Miercoles 7:
Bicicleta de Montaña circular
Alcubierre - San Caprasio
    
  Fran (el ideal) y yo hemos "engañado" a Sandra (la inefa) para que venga una tarde de travesía en bicicleta de montaña, nos asegura que le gusta la bici y que le "mete", teniendo en cuenta que en el monte "tira" como una moto nos lo creímos.

Ultimas rampas para llegar a San Caprasio

  Como tenemos que ir a buscarla a Robres, que es donde vive, ideamos una excursión circular por la zona. Nuestro objetivo fue San Caprasio, la cota más alta de los Monegros 825 m., subiéndolo por la vertiente contraria a la que hacemos habitualmente desde Farlete. 
  Comenzamos a pedalear en Alcubierre, el recorrido coincide con la Transmonegrina nocturna que se realizo este año. Ascendimos por Val Zaragoza integramente por pistas en buen estado y bajamos por el barranco de San Caprasio en su mayor parte senderos con tramos cortos de trialeras.

Día nítido veíamos el perfil de las cumbres pirenaicas

  Son las cinco de la tarde, a 34 grados a la sombra y en medio del desierto de los Monegros comenzamos la ruta. 
  En el kilómetro 10 Sandra se da cuenta que la bici que ella hace no se parece nada a esto, entre el calor agobiante y el ritmo que le metimos, en el kilómetro 10 ya se estaba "comiendo el coco". Su moral se "minaba", por momentos, empezó a quejarse y a soltar exclamaciones del tipo, ¡voy a morir!, !me vais a matar¡, ¡voy a reventar!, ¡no me volveréis a engañar...........¡
  Fran iba más suelto que nunca, ademas de estar fuerte, era la primera vez que iba con alguien que pedaleaba menos, se encontró como "Pedro por su casa".

Sandra en San Caprasio se dispone a iniciar el descenso

  Visto lo visto, me junte con Sandra y empece a hablar con ella, explicándole la mejor forma de optimizar los cambios e intentando convencerla que su problema era solo de cabeza, sus piernas pueden con eso y mucho más.
  Al final funciono, conforme avanzábamos empezaba la pendiente más fuerte, tal y como se complicaba subía mejor, tanto que en las rampas finales se llego a "picar" con Fran en un sprint que a poco le adelanta. Sabemos que se anda mas con la cabeza que con los pies, también se pedalea mas con la cabeza que con las piernas.

Descendiendo por el barranco de San Caprasio

  La bicicleta de montaña es un deporte muy duro en sus comienzos y más con una excursión de este tipo, 40 kilómetros y 500 metros de desnivel por terrenos de montaña no es precisamente "iniciación".
¡Sandraaaaa, que buena eres......!

La mayor parte del descenso transcurre por sendas

  El descenso fue bonito, entretenido y muy directo. Casi todo por senderos a través del barranco de San Caprasio y tramos en los que hay que pasar con cuidado y habilidad. Pronto llegamos al punto de inicio en Alcubierre.
  Vuelta a Robres para dejar a Sandra, nos invito a una super "merendola" que parecía una fiesta de cumpleaños, había de todo, tal y como dijeron sus padres, no tiene que sobrar nada, y a si fue.
  ¡Sandra...., en cuanto digas repetimos!

Reseña del recorrido realizado:

Otro de nuestros recorridos a San Caprasio:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
Más fotos: