lunes, 29 de agosto de 2011

Robiñera 3003 m.

Domingo 28.
Pico Robiñera 3003 m.

  A las 6,30 de la mañana salgo de Zaragoza rumbo a Huesca acompañado por mi sobrino Fran (el ideal) y Clara nuevo "fichaje" para "secretaria, hermana de la conocida Bea, viene a subir su primer tresmil y la nombraremos "Caballero de los Tresmiles".
  En Huesca se unen a la expedición, Alba (la maquina), Leti (la bucarda) y su hermano David. Juntos continuamos viaje. En Aínsa hacemos una parada "técnica" a comprar pan y tomar un café  aunque "algunas" confundieron el concepto de "tomar café" con el de un pedazo de plato combinado con huevos y todos extras, luego claro, pasa lo que pasa............. y en el culo se queda, jejejeeeee.......¡¡

Aparecen las tres Marías y Monte Perdido 

  Al final llegamos a Chisagües, nos apelotonamos en el Nissan y recorremos la pista hasta el fondo del bonito y desconocido valle del río Real, hasta 1900 mts. de altitud, donde empezamos la marcha. 
  La pista esta en buen estado, aunque a partir de la mitad, donde hay una gran explanada, la pendiente se acentúa y no se puede subir con cualquier vehículo al que aprecies sin jugarte el embrague y los bajos.

Los ibones de la Munia desde la cresta

  Con horario de "dominguero" total comenzamos la ascensión por un cómodo sendero entre prados que sube con "decisión". En la primera hora vamos a ritmo fuerte, conforme ganamos altura el paisaje merece más observación, aparece Monte Perdido, el Vignemale............, bajamos ritmo y comenzamos el "reportaje gráfico".
  Todos van muy bien, Clara es tan "buena" que ni ella se lo cree, Fran "retranquea" levemente, pero teniendo en cuenta su baja forma física ya puede estar contento, David mantiene el ritmo, Leti y Alba están "curtidas" y siempre dan la talla.

 Nombramiento de Clara "Caballero de los Tresmiles"

  Pasado el collado de los Ibones de la Munia nos enfrentamos a una empinada pala de pedriza, se progresa bien siguiendo los hitos, la senda esta marcada y pronto llegamos a la cresta. Las vistas se multiplican por todos costados, atravesamos la fácil y llana cresta hasta la ultima cota que es nuestro objetivo. 
  Felicitaciones a Clara por su primer "Tresmil" que no sera el ultimo, es una gran "promesa montañera".

Toda la "expedición" juntos en la cumbre

  Otra vez a comer, Fran trajo unas tortillas y lomo con las que preparamos bocatas de "éxito", los demás tampoco quedaron atrás. 
  Un rato de reposo y organizamos la ceremonia para el nombramiento de Clara "Caballero de los Tresmiles". Alba, Leti y Fran apadrinaron a Clara, David ejerció de fotógrafo. Con el Monte Perdido como "testigo" a nuestras espaldas, fue armada "Caballero".

Bonita panorámica del macizo de Monte Perdido

  Descenso tranquilo en el que los bastones van bien para evitar sufrimiento a las rodillas, pronto llegamos a los coches. Nos tumbamos en el suelo y en plan "camping - playa" montamos un picnis con latas frescas, tortilla de patata especial hecha por la madre de David y Leti, fruta y picoteo diverso.

Bajando desde cerca del collado de las Puertas

  Regreso a Zaragoza con trafico intenso pero sin incidentes, parada en Huesca a tomar una cocacola con Ana (la mochuela) que vive allí, nos contara sus aventuras, hace días que no la vemos.
  Ya estamos planificando un barranco para el próximo miércoles en "sesión de tarde".

Reseña para subir al Robiñera por Chisagües:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

sábado, 27 de agosto de 2011

Torre Ventosa 788 m.

Viernes 26:
Bicicleta de Montaña
Torre Ventosa 788 m.
  
Sencillo, agradecido y bonito recorrido en bicicleta de montaña por los Monegros, transcurre entre cortados, barrancos y pinares, descenso rápido, muy recomendable.

Barranco del Bujal por el que pasamos de subida

  Termino de trabajar, sin perder tiempo voy a casa, cargo la bicicleta en el coche y recojo a mi sobrino Fran (el ideal). Queremos empezar la nueva temporada de Bicicleta de Montaña tras dejarla "aparcada " en los meses de verano.

Uno de los miradores que hay señalizados, este sobre el barranco del Bujal

  No vamos demasiado fuertes para comenzar con grandes "empresas", el verano nos "maltrata", estamos más gordos y flojos que en el resto del año. 
  Viajamos al pueblo de Monegrillo, a 44 kilómetros de Zaragoza, queremos realizar un recorrido circular para subir a Torre Ventosa, junto con San Caprasio y Monteoscuro son las tres grandes atalayas de la zona.

Si la calima lo permite, hay buenas vistas sobre el llano, Prepirineo y Pirineo

  La ruta parte del mismo pueblo, bajamos 4 kilómetros por carretera y subimos muy suave por pistas en buen estado. En la cumbre hay un vertice sobreelevado por encima de los pinos que lo rodean, las vistas hacia el norte son muy buenas. 
  Iniciamos el descenso, pasamos por miradores señalizados en los que merece la pena parar y contemplar lo que hace la erosión, ni me imaginaba encontrar semejante "escenario" en medio del desierto. 

Gran vértice geodésico en Torre Ventosa

  Casi sin darnos cuenta estamos en el coche. En resumen 30 kilómetros y 400 metros de desnivel, poco a poco nos subiremos el listón.


Barranco de la Gabardera, se distingue Monteoscuro y la punta de San Caprasio

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=422024

Más fotos:

martes, 23 de agosto de 2011

Mesa de los Tres Reyes 2444 m. - La Table 2421 m.

Domingo 21:
Mesa de los Tres Reyes 2444 m. - La Table 2421 m.
Circular por el ibón de Lhurs, vuelta por Anaye

  El día "pico" de esta insoportable "ola" de calor nos escapamos al Pirineo, después de haberme pegado mes y medio en pleno verano "jodido" de frío en Canfranc, estos calores se me hacen muyyyyyy cuesta arriba.
  He quedado con el "reaparecido" Javi (unomás), antiguo secretario y con dos amigos suyos de la universidad, Hector y José Juan. Vamos camino de Jaca para unirnos también al padre de Javi, Juan (el padre).


Bonitos y frondosos bosques de Hayas

  El plan es pasar a Francia por el túnel de Canfranc y desde el pueblo de Lescún subir a la Mesa de los Tres Reyes en itinerario circular. Comenzamos la travesía en el parking de Anapia a las diez de la mañana con temperatura ya muy alta. 
  Ascendemos por el transitado valle que lleva hasta el ibón de Lhurs en hora y media, siguiendo un marcado sendero por el frondoso bosque de Larrangus primero y prados después, llegamos al ibón y a la cabaña de Claveanne donde repusimos agua por primera vez.


El ibón y cabaña de Lhurs

  A partir de aquí el sendero desaparece, nos adentramos en un gran canchal calcareo dirigiéndonos a una evidente, pedregosa y empinada canal entre los picos Pene Blanco y la Mesa. En la canal el avance resulta "penoso", pegados a la pared de la derecha intentamos progresar sin resbalar hasta superar un muro rocoso, cambiamos de lado y salimos de la canal sobre el muro pasando por un tramo fácil pero expuesto.
  Poco a poco suaviza la pendiente y se hace más sencillo subir por medio de pequeñas trepadas que terminan en el collado de Lhurs. Giramos a la izquierda hasta el collado de la Tabla, la cresta para subir a la Mesa nos parece aérea y descompuesta, decidimos bajar a buscar la ruta normal que viene de Linza y por fin hacemos cumbre.


Remontada la pedrera salimos de la canal por un tramo algo expuesto sobre el muro

  Estamos un buen rato en la cima, parados al sol nos "cocemos",arrancamos de vuelta al collado de la Tabla. Como no nos apetecía subir y bajar nos embarcamos en la cresta que resulto fácil pero peligrosa y descompuesta, todas piedras a las que nos agarrábamos se movían, la sensación de inseguridad es grande, la caída también, avanzamos con sumo cuidado asegurando todos movimientos hasta el collado.
  Coronamos también la cumbre de la Tabla, una amplia meseta, privilegiado mirador rodeado de abismos por los cuatro costados. De nuevo sesión de fotos y regreso a por nuestra ruta de bajada, común hasta el collado de Lhurs.


Javi en la cima con el collado de Lhurs detrás

  Con GPS en mano y siguiendo hitos bajamos por terreno kárstico típico de la zona, es un poco laberíntico y complicado donde no me metería sin visibilidad, llegamos al collado de Ourtest, allí comienza el valle de Anaye. Otra pendiente pedrera nos recibe, bajamos bien porque es fina, clavando tacones perdemos altura a toda pastilla. Bajo la pedrera damos con un manantial de agua fresca que asaltamos con euforia, nuestras reservas están a cero y el sol nos sigue "atacando" a discreción. Nos remojamos, llenamos la barriga y las cantimploras para continuar por terreno de pastos sin fin, en la cabaña de Anayet a 1500 de altitud nos volvemos a remojar y reponer agua.


Todos los componentes de la expedición en la cumbre

  Los prados se transforman en otro espeso y precioso bosque de Hayas al que agradecemos su sombra, tras un fuerte descenso por sendero llegamos a los "idílicos" llanos de Sanchese, prados super bonitos con una gran cascada, el río que lo atraviesa, caballitos por medio y mucha gente en plan camping - playa, sitio ideal para ir a comer de campo y darse un baño. Solo nos quedan un par de kilómetros llaneando por una pista forestal hasta llegar al coche.


Juan "jugandose la vida" en la meseta de la Table para hacer una foto chula

  En resumen recorrido muy exigente, gran desnivel, 1500 metros, y 19 kilómetros por terreno muy incomodo, complicado, no apto para todos públicos. Los paisajes de la zona compensan el esfuerzo, amplios prados que se transforman en bosques y a su vez se estrellan contra impresionantes paredones calcáreos, aparentemente muy seco pero con cantidad de manantiales y aguas subterráneas.
  El exagerado calor no contribuyo mucho a nuestro disfrute, seguramente nos llevamos peor impresión de la debida. Normalmente con un litro y medio de agua me sobra para realizar una travesía de este tipo, en esta ocasión fueron seis los que me bebí a lo largo del día.


Final del valle de Anaye sobre el Plato de Sanchese

  Felicitaciones para todos los componentes de la "expedición" que lograron "sobrevivir", subieron y bajaron sin rechistar y sobre todo a Juan (el padre) que ahora le veo más fuerte que nunca.
  Completamos la jornada tomándonos una hamburguesa gigante "por su sitio" en el restaurante la Masía de Jaca, regada por varias jarras de cerveza helada.
   Volvimos a Zaragoza con la sensación de un día perfecto.

Reseñas para subir a la Mesa de los Tres Reyes desde Lescún circular:
http://s308402496.mialojamiento.es/monte/rutas/mesa_tres_reyes/mesa_tres_reyes.htm
http://davidmalabarista.blogspot.com/2009/11/mesa-de-los-tres-reyes-por-el-ibon-de.html


Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1969376


Más fotos:

viernes, 19 de agosto de 2011

Punta Sabre 3136 m. y Bachimala 3177 m.

Lunes 15:

"Tresmil Anual"
Punta Sabre 3136 m. y Bachimala 3177 m.

  Como viene siendo costumbre y tradición en este puente de la Virgen de Agosto realizamos con José Luis la clásica ascensión a su “tresmil anual”. Con los años que tiene, a uno por año, la verdad es que tiene un “huevo” de cumbres, si a esto añadimos algún “ataque de euforia desenfrenada” que le lleva a subir otro más durante el año, como hace pocas semanas el Aneto por segunda vez, os podéis imaginar.

Javier, José Luis y Guzmán en el inicio de la cresta

  El domingo a las seis de la mañana salgo de Zaragoza bien acompañado por Bea (secretaria) y Clara (la litueniguera), Clara previamente vino ayer de su pueblo (Lituenigo) e hizo noche en mi casa de Zaragoza.
Vamos camino valle de Gistaín, en Aínsa nos unimos a José Luis y a otros dos vecinos de apartamento en Campo, Guzmán y Javier, que les hemos cambiado la categoría de “vecinos” a la de amigos directamente. Con el 4X4 de Guzmán y el mío subimos la pista forestal a Tabernes y dejamos un coche, apelotonados en el otro volvemos a Viados para empezar la ruta circular.

Bea con todo el itinerario de descenso al valle de la Pez y el puerto de la Madera detrás

  Un “poco” tarde comenzamos a andar detrás de Viados siguiendo el sendero por bosque primero y prados al collado de la Señal de Viados. Aquí empieza lo más entretenido, tomamos el lomo “decididamente” siguiendo algunos hitos sin demasiado orden que conforme nos acercamos a un paredón aparentemente “infranqueable” aumentan en cantidad y calidad. Buscamos los hitos para subir la pared, que no es tan pared, por grietas y chimeneas fáciles, echando un poco las manos se pasa. Aunque es fácil si te caes “adiós mundo cruel” (todos nos hemos resbalado con una piel de plátano alguna vez), no nos da sensación de vacío, trepamos bien.

Sin miedo en la parte más aérea de la cresta

  Se estrecha la cresta y suaviza, la dificultad no aumenta, pronto coronamos la primera cima, Punta Sabre. José Luis progresa asegurando bien todos sus pasos bajo la atenta mirada de Guzmán que le “asesora” en las trepadas. Por si las “moscas” llevo en la mochila treinta metros de cuerda, un par de arneses y algunos cintajos y hierros, Yolanda (la mujer de José Luis) me ha amenazado, como José Luis se rompa una sola “uña” no me volverá a invitar a cenar en su casa en un “lustro”.

José Luis victorioso en la cresta

  Clara y Bea están en su salsa, trepan tranquilamente mientras hablan, ríen, comentan y disfrutan del ambientazo de alta montaña acrecentado por la niebla pasajera. José Luis aunque es “diesel” hoy “olía” a gasolina, no se si ha sido el entrenamiento de la última ascensión al Aneto o que se ha metido un “chute” de moral, el caso es que ha subido y bajado rápido, sin signos de cansancio. Javi y Guzmán en su línea, van descansados y sin problemas, vamos, ¡unas maquinas!, jejejeeee………..

Cumbre del Gran Bachimala

  En la cima del Gran Bachimala comimos e hicimos bastantes fotos, la niebla acrecentó la sensación de frío y nos retiramos antes de lo deseado. La vuelta fue por la vía normal al refugio de Tabernes, un lomo ancho deriva en un sendero que seguimos para evitar los primeros farallones, este continua al collado de la Señal de Viados, lo abandonamos bajando directamente por prados y pedreras con algún hito de referencia hasta llegar al fondo del barranco donde comienza de nuevo sendero bien marcado hasta el pluviómetro y valle de la Pez para llegar a Tabernes donde estaba el segundo coche.

Desde la cima del Bachimala vista de la Punta de Sabre y toda la cresta recorrida

  Aun tuvimos tiempo de tomar unas latas que traje frescas y algo de picoteo antes de regresar a Zaragoza.
En resumen un día estupendo con nuestros objetivos cumplidos, pasarlo bien en buena compañía, hacer deporte y coronar nuestras cumbres.

Reseña de la ascensión:

martes, 16 de agosto de 2011

miércoles, 10 de agosto de 2011

Barranco Hospital - Vía ferrata en Selva de Oza

Lunes 8:
Barranco del Hospital en Siresa.
Vía ferrata Articalena en Selva de Oza
 
  Hoy día 8 tengo fiesta en el campamento de Canfranc, suben a Jaca las "secretarias" Ana (la mochuela) y Sandra (la inefa), las recojo al punto de la mañana en la estación de autobuses. Se une a la "expedición" en plan de "guia de montaña" Antonio (el sobrao), desde que vive en Jaca no se deja ver ni en fotos.


Corre poca agua pero las pozas están limpias y cristalinas

  Organizamos rápidamente la actividad lúdico montañera para el día, Antonio nos lleva al barranco del Hospital en Siresa y después a recorrer una vía ferrata de nueva creación y desconocida para nosotros, la Articalena en Selva de Oza.


Super tobogán descolgándonos hasta la mitad

  El barranco del Hospital fue un "cumulo" de olvidos, me deje la ropa de barrancos y el bote estanco, no tuve más remedio que realizar la aproximación en "calzoncillos", para más "inri", Antonio olvido de repente donde se tomaba el sendero de acceso al barranco, dimos unas cuantas vueltas tontas por los prados cercanos. 
  El barranco es corto y sin dificultades, apenas lleva agua, Antonio conoce todos los "divertimientos" y lo exprimimos al máximo, saltos abundantes, toboganes gigantes que disfrutamos mucho y más teniendo en cuenta que Antonio hacia el papel de guía y yo de cliente "desobediente" jugando con las chicas.


Primer tramo de la vía, vertical y con grapas

  Terminado comimos un bocata en Siresa junto al coche en plan "camping - playa" y subimos a Selva de Oza, cerca del acceso al ibón de Acherito, sale el sendero de acceso a la ferrata, esta sin indicar pero es muy marcado y te lleva a la pared sin perdida. 


Los tramos tumbados son una entretenida trepada

  La vía es sencilla, el primer tramo con grapas, pronto se tumba y desaparecen las grapas, la gracia esta en no tocar la sirga y buscar agarres para realizar una entretenida escalada hasta llegar a la cima de la Peña Artica. Paisajisticamente merece la pena, al terminar la sirga hay que seguir unos hitos que evitan enriscarnos hasta un sendero bien marcado. Es mejor combinarla con otra actividad, en un par de horas llegas de coche a coche.


Parte superior de la vía, paisajisticamente merece la pena

  Regresamos a Jaca, deje a Antonio en su casa y a las secretarias en la estación de bus, yo volví a Canfranc a seguir con la marcha campamental.

Reseña barranco del Hospital:

Reseñas vía ferrata Articalena en Selva de Oza:

Fotos barranco Hospital:

Fotos ferrata Oza:

domingo, 7 de agosto de 2011

El Sacs, vía ferrata

Domingo 31:
Vía ferrata El Sacs
 
  Día tranquilo y reposado, Sandra (la inefa), Ana (la mochuela) y yo nos levantamos a las diez, desayunamos sin prisas y tomamos carretera a Benasque. Frente al cruce de Cerler esta la conocida vía ferrata del Sacs, aparcamos junto a la central de Ruda, ponemos arneses, disipadores y cascos y nos aproximamos al comienzo por la orilla del Esera, en pocos minutos estamos.


Los tramos más verticales tienen algún paso "atlético"

  Esta ferrata es de las primeras que se crearon en Aragón, su fama de espectacular y difícil se ha ido difuminando conforme aparecían nuevas vías. En la actualidad esta perfectamente instalada y se ha hecho correctamente el mantenimiento con muchos tramos de sirga “relucientes”, los desprendimientos se ceban con el equipamiento de la vía en los meses de invierno.


A pesar de la verticalidad, me resulta difícil conseguir fotos donde se aprecie a la vista

  El primer trozo es bastante tumbado y con pocas grapas, a veces se sube casi de pie, mi “deteriorada” espalda prefiere los tramos más verticales donde no es necesario doblarse para cambiar los mosquetones. Al fin nos enfrentamos con la pared, un tramo algo extraplomado nos recibe, seguido varias travesías muy aéreas y un par de techos que obligan a tirar de brazos, se mantiene el interés y dificultad hasta el final terminando con otro tramo corto que tira para atrás antes de salir.


Sandra y Ana no tienen miedo

  La parte superior es un estupendo mirador desde donde se divisa el valle de Benasque en todas direcciones, así como las pistas de Cerler.
  Ana y Sandra suben como “Pedro por su casa”, les encantan los tramos aéreos y con techos, al final no voy a encontrar ferratas lo suficientemente difíciles para ellas, pronto iremos a Lérida a recorrer las vías nuevas en la ermita de la Pertusa que parece ser “prometen”.


La parte superior de la ferrata es un estupendo mirador

  Regresamos a Campo y siguiendo el “ritual” regresamos a Huesca y Zaragoza respectivamente.

Reseñas de la Vía:

Más fotos:

sábado, 6 de agosto de 2011

Aneto 3404 m

  No me apetece mucho subir al Aneto en verano porque aunque es el pico más alto del pirineo su ascensión por la Renclusa es un canchal “insufrible” muy desagradecido, en contraste con el invierno que se transforma en inmensas y suaves palas nevadas ideales para el esquí. Por Vallibierna es mejor y más corto pero me da “pampurria” coger el "puto" autobús hacer cola y pagar los 20 euros que vale, dependiendo de horarios.
  Sandra y Ana, los últimos fichajes de secretarias, me “presionan”, les hace mucha ilusión coronarlo, por otro lado a mi amigo José Luis Ferrer se le metió en la cabeza el Aneto por segunda vez como plan de “choque” para estar fuerte el día de su “tresmil anual” el próximo 15 de agosto, al final cedí.
   Terminada mi segunda tanda campamental en Canfranc el día 29 por la tarde baje hasta Huesca para recoger a las “secretarias” Ana y Sandra, continuamos viaje hasta mi apartamento en Campo para hacer noche.

Sábado 30:
Pico Aneto 3404 m.
Circular, ascenso por la Renclusa y descenso por Salterillo.

  Preveo multitud de “peña” en el Aneto así que decido salir tranquilos y llegar a “cerrar”, evitando los atascos en el paso de Mahoma que en caso de muchedumbre se puede flanquear por la vertiente de Coronas pocos metros más abajo sin demasiados problemas.
  Vamos en coche hasta el vado del Hospital Ana, Sandra, José Luis y Javier (vecino de la urbanización en Campo), cogemos el autobús de las ocho y en pocos minutos estamos en la Besurta empezando la marcha con sol y buen tiempo.

Paso del Portillón al glaciar del Aneto

  Subimos despacio, sin prisas pero sin pausa, José Luis es “diesel” lento pero seguro, no se para ni se queja, Sandra y Ana no llegan ni a calentar hubieran subido en la mitad de tiempo pero hoy no era día de correr. Javier mantiene el “tipo”, dice que esta flojo pero se le ve subir sobrado.
  El largo tramo de bloques para ir a la brecha del Portillón y pasar al glaciar del Aneto es interminable, poco a poco llegamos, nos empezamos a cruzar con gente que baja de la cumbre. Otro tramo de bloques acaba en el hielo del glaciar, ponemos crampones y piolet, al principio es hielo duro y descarnado, luego nieve primavera por la que se progresa muy bien.

Atravesando al glaciar con el Aneto al fondo entre la niebla

  Cuando pasamos el collado de Coronas, en un tramo de fuerte pendiente, Javier resbala y se cae al cruzarnos con un gran grupo de gente, desliza y con el piolet se termina deteniendo. Realmente no era peligroso, la nieve estaba blanda y hubiera parado enseguida aunque no clavara el piolet. Lo que consiguió fue “acojonar” al personal que bajaba alguno de los cuales terminó de rodillas del miedo, nos reímos mucho por las caras que vimos.

Atravesando el "temido" Paso de Mahoma

  En la antecima había dos personas, estábamos solos, sorprendidos porque a pesar de salir tarde y batir nuestro record de “permanencia en altura” aún había gente que llegó después. Atravesar el paso de Mahoma fue “pan comido”, muchos agarres, buena roca y cimaaaaaaaaaaaa…….¡¡¡¡¡¡¡¡¡
  Todos supercontentos, buenas vistas, fotos, un pico que subo de media dos veces cada año. Ana y Sandra se empeñaron en fotografiarse sobre la cruz, desde que estando en la cima del Vallibierna vimos con el zoom de la máquina de fotos a un "tío" en la cima subido lo tenían en mente.

Todos en el vértice geodésico en la cumbre del Aneto

  Regreso tranquilos a la antecima y a comer, acabamos con todas las “existencias” y a bajar rápido, el último autobús sale a las nueve de la noche y no nos apetece andar hasta el vado.
  Desde el collado de coronas enfilamos en diagonal glaciar abajo directos a la cubeta del ibón de Salterillo por la llamada ruta de los “Guías”. Es un itinerario mucho mejor que el de subida, su dificultad radica en que no está perfectamente balizado, hasta llegar al ibón se necesita buena visibilidad y sentido de orientación o en su defecto un GPS con la ruta grabada. A partir del desagüe del ibón un sendero muy marcado nos lleva hasta la cascada de Aigualluts, solo queda descalzarse para cruzar las heladas aguas del río que con las piedras del fondo nos causan un dolor horroroso, se transforma en un auténtico placer al salir del agua.

Las "secretarias" Ana y Sandra subidas en el punto más alto de Aragón

  Un bonito y corto paseo nos lleva a la Besurta que llegamos justo cuando el bus arranca delante de nuestras narices, media hora de espera “jodidos” de frío nos queda hasta que viene el siguiente y último bus. Propongo que en vez de bus se ponga un servicio de taxis que por el mismo precio darían un mejor y continuo servicio al igual que por Vallibierna.
  Como teníamos cervezas y picoteo en el coche a pesar del frío y viento no pudimos evitar beberlas por lo que nos destemplamos completamente, acabamos tiritando con la calefacción puesta.

Bonita vista de Aigualluts en el descenso

  Llegamos a Campo a las “tantas” nos duchamos y medio cenamos para irnos a acostar volando, decidimos que mañana no madrugaremos.
  
Reseña de la ruta.

Esta travesía realizada por nosotros el año pasado:

Aneto en invierno:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart por Salterillo:

Todas las fotos:
Aneto 3404 m.

viernes, 5 de agosto de 2011

miércoles, 3 de agosto de 2011

lunes, 1 de agosto de 2011

Rapel en el Campamento TEBARRAY

Viernes 23:
Rapel en el Campamento TEBARRAY

  Como todos los años aprovecho el día central del campamento de Canfranc, día de descanso, sin actividades de montaña para ir al Campamento Tebarray en Ansó, ver a los amigos y de paso hacer un rapel a los 120 chavales que componen el campamento.
  En esta ocasión me acompaño en la "labor" Oscar (el destalentao) que vino a la vez que yo para quedarse a llevar a los más mayores a sus actividades de montaña.


  A los más pequeños les montamos un rapel volado en el puente de acceso a la campa con "aterrizaje" en una profunda poza del río, nos ocupo toda la mañana. A los mayores les preparamos algo más "serio" y alto, en el puente del cruce de carreteras con Hecho un rapel largo para que la adrenalina se les saliera por las orejas.


  Al final de la tarde, con tiempo justo regreso a Canfranc, antes de la cena tengo que hacerles la presentación del barranco y ferrata que nos toca para mañana. 
  Tebarray con sus 28 años de existencia funciona cada año mejor, perfecta organización y cuidado de los chavales que recordaran estos quince días durante toda su vida.

Fotos del rapel en Tebarray: