martes, 25 de enero de 2011

Gralleras Sur 2204 m.

  El viernes por la tarde cargo en el Nissan los "bártulos" de esquí y voy a la estación a recoger a Clara, nueva "secretaria", viene de su pueblo y en su vida a visto unos esquís.
  Viajamos al apartamento de Gurry en Biescas donde montamos el "Campo Base". 
    Mi plan es, y que "San Ptolomeo me asista", el sábado la llevo a pistas en Formigal, compraremos el bono de día. 

¡¡¡Siiiiii!!!, lo he escrito bien, pagare a Aramon, pero por las "secretarias" lo que haga falta, no tengo más remedio que "morir al palo" para que aprenda.
  Si todo sale bien Clara terminará hasta el "moño" de bajar por pistas durante todo el día, cogerá práctica suficiente para que al día siguiente podamos foquear a algún "piquillo" fácil. 


Sábado 22:
  Iniciación al esquí Alpino en Formigal

  Amanece soleado y sin vientos 9 bajo cero en Biescas, !!buffff...., mal día para enseñar¡¡, desayunamos y corriendo a coger sitio al parking de Anayet como "vulgares" esquiadores estresados. 
  Nos disfrazamos un poco a tono con el look de la "peña" para no llamar la atención, no encontré un gorro de rastas ni con oso de peluche y cascabeles en plan "co´s" así que me conforme con mi pasamontañas pro...tsss. Clara con su estilazo propio del somontano del Moncayo tenia buena pinta.

Foqueando por las pistas de Espelunciecha con el Pyeralun de fondo

  Nos plantamos en la cinta verde a la sombra y tira "parriba", la goma estaba helada y te escurres mientras subes, casi nos caemos los dos pero llegamos. Primeras nociones, cuña, el peso, los brazos.............. y ¡cataplas...! al suelo, la nieve más dura que el mármol, primera moradura en el culo de Clara.

En el collado de los picos de Gralleras con los paredones del Anayet

  Tras múltiples bajadas con sus correspondientes caídas y viendo que el sol no llega a esa pista "ni en agosto" decidimos practicar en la pista azul de Batallero donde ademas de subir sentado, el sol daba de punta desde hace rato.
  Mientras vamos en la silla Clara se "acojona" y vuelve a dar el "numero" bajando, tengo agujetas de ayudarla a levantar, no le grabe vídeos porque hubiera sido un "largometraje de caídas". 
  Esquiar no puede ser difícil, una gran mayoría de la población lo hace y seguro que el porcentaje de tontos es alto por eso Clara (que no digo que sea tonta, pero un poco torpe.........) termino aprendiendo y bajando medianamente bien la pista azul.

Primer plano de Clara y Mel con el Aspe y Candanchu al fondo

  Regresamos a Biescas sin haber comido ni bebido en todo el día, congelados y contentos aunque Clara bastante magullada y cansada. 
  Después de ducharnos y comer recogimos en Sabiñanigo a Mel (la saltadora), otra "secretaria" que se unía a la expedición para esquiar el domingo.

Domingo 23:
Pico Gralleras Sur 2204 m.

  A las 9 salgo de Biescas con Mel y Clara, en la cafetería Masacuas de Formigal quedamos con Antonio (el sobrao) y Rafa (el freerider). 
  Como el nivel de Clara no es para "tirar cohetes" subimos desde el parking de Espelunciecha por pistas al collado de Canal Roya y pico Gralleras Sur situado junto al telesilla.
 Antonio y Rafa programados en "modo paseo" aprovecharon para coronar el Gralleras norte mientras esperábamos disfrutando del paisaje.

La nieve escasea en cotas bajas

  Con un grado bajo cero, sol y nada de viento se estaba de "vicio", no utilizamos ni el goretex. La nieve continuaba dura y resbaladiza, casi tenemos que poner cuchillas para subir por pistas, las dos secretarias asimilaron bien la técnica de foqueo.

Desde el Gralleras Sur tenemos buena vista sobre el Cuyarelet y el Aneu

  Llego el momento del descenso, Clara tuvo una crisis mental negando todo lo que se le decía y bajando de pena, con una pequeña dosis de mala leche y poca paciencia por mi parte, recuperó la confianza, bajando bien y disfrutando. 
  Mel es lanzada, controla, no tiene nada de miedo, se nota que sabe esquiar, si "se deja" haremos de ella una gran montañera.

Bonito contraluz bajando del Gralleras

  De vuelta subimos todos al apartamento a tomar un "vermú" que termino siendo una comida completa. Despachamos a Rafa y Antonio, recogimos y vuelta a Zaragoza porque Clara tomaba pronto el bus a su pueblo.

Descendiendo la pista de Espelunciecha con el Anayet presidiendo

Reseña para subir al Gralleras Sur:

Más fotos:

miércoles, 19 de enero de 2011

Canal Roya 2345 m. y Peña Blanca de Aneu 2367 m.

Domingo 16:
Canal Roya 2345 m. y Peña Blanca de Aneu 2367 m. 
Circular por la cresta fronteriza con esquís

  Siete de la mañana, Nacho (el patillas), Rafa (el freerider) y yo nos escapamos de la horrorosa niebla de Zaragoza con la intención de tener un día tranquilo al sol.
  Primera parada en la cafetería Masacuas de Formigal, se unen nuevos expedicionarios, Antonio (el sobrao) y tres amigos de Rafa, Luis José Luis y Rafa (bis), Lo que al principio iba a ser un "mano a mano" entre Rafa y yo quedo en una macro expedición combinada de esquís y raquetas.

Comenzamos la marcha con el Cuyaralet, Aneu y Peña Blanca vigilandonos

  Llegamos al aparcamiento del Portalet un poco tarde, por un momento tuve dudas de si estábamos en Formigal o en el Portalet. Coches aparcados en hilera por la carretera desde la frontera hasta pasado sobradamente el parking francés, nunca vi semejante afluencia de personal, se nota la crisis y la "peña" cambia el esquí en pistas por las raquetas y travesía.

Texturas de la nieve en un contraluz llegando al Canal Roya

  Comenzamos el foqueo por una super huella que parecía un "carril bici", montañeros por delante y por detrás, en todas las cimas y en todos los itinerarios. 
  El día perfecto, buena temperatura para andar y muy soleado, ni una "brizna" de viento, sudamos con una sola capa, en la sombra se esta bien.
  La nieve bastante compactada y dura alternado con tramos de costra y primavera en las laderas orientadas al sol. El lomo final que da a la cumbre es hielo con placas de "mármol" y hielo granizado en el improvisado sendero que todos hemos pisado.

Cima del Canal Roya con el Midi y Peygeret a nuestra espalda

  La cima del Canal Roya es como una manifestación, solo nos faltaba la "pancarta", el buen tiempo invita a permanecer buen rato en ella contemplando el paisaje y allí se queda todo el mundo. Mientras comemos hacemos fotos, comentamos los picos, quitamos pieles a los esquís y ponemos los crampones.

Avanzamos en fila por la cresta fronteriza 

  Cuando iniciamos el recorrido de la cresta fronteriza nos dividimos, Rafa (bis) y José Luis con raquetas retornan por el mismo camino, el resto por la cresta hasta el Peña Blanca.
  El paseo por la cresta es sencillo, no da la sensación de vacío en ningún momento, es una bonita loma con un par de tramos estrechos, las panorámicas son de primer orden, 1200 metros lineales hasta Peña Blanca se pasan sin darte cuenta contemplando el paisaje.
  En la pequeña cumbre de Peña Blanca repasamos picos, destacan el Bisaurin, Aspe, Anayet, Espelunciecha........

Tramos finales de la cresta algo escasos de nieve

  Nos queda lo mejor, el descenso, nos tiramos desde la cima, alternan palas de nieve dura, primavera y costra según las orientaciones. Los excesos de "alegría" y cambios de nieve cogen a mas de uno desprevenido provocando varios aterrizajes involuntarios.

Cumbre de Peña Blanca con vistas de todo el Portalet

  Como colofón a esta disfrutona jornada de montaña en Sabiñanigo comemos nuestro tradicional plato combinado con café y todo. 
  El viaje a Zaragoza con trafico denso pero sin novedad, excepto la "puta niebla" que nos "engullió" llegando a Zaragoza haciéndonos volver a la "cruda realidad".

Nacho dándose "alegrias"

Reseña para subir al Canal Roya:

viernes, 14 de enero de 2011

Ponoig - Ponoch, vía ferrata

Domingo 9:
Vía ferrata de Ponoig - Ponoch desde Polop

   Después de otro "sufrido" desayuno en el hotel, Fran y yo cogemos la Kangoo de mis padres, con GPS en mano vamos a Polop en busca de la vía ferrata que sube por las paredes del pico Ponoig.
  En la entrada de Polop damos algunas vueltas hasta dar con el aparcamiento donde se inicia la aproximación a la vía. Adjunto el track con el camino en coche desde Polop y la aproximación andando, el resto es muy evidente. 

  La verticalidad es continua

Alucino cuando veo el aparcamiento lleno de coches y personal, yo me pensaba que íbamos a estar solos, tenemos que correr para que no nos adelante un grupo y tengamos que esperar.
  En menos de media hora llegamos desde el parking a la vía superando terrazas y caminos empinados que nos hacen sudar. Ponemos arneses, casco, disipador y hierros variados para empezar el ascenso con sol y buen tiempo en plan veraniego.

El paisaje sigue siendo espectacular

  La ferrata esta bien equipada, es una sucesión de grapas que va progresando por las verticales paredes del Poloig. No tiene puentes, tirolinas ni ningún divertimiento especial, pero es vertical y aérea. Sin tener pasos super difíciles es algo echada para atrás y mantenida por lo que los brazos trabajan, al final terminas cansado y si no os lo creéis mirar la cara de Fran en las fotos.

En varios tramos te tira para atrás

  Terminado el ascenso un sendero bien marcado y aéreo nos lleva hasta el comienzo del descenso que se hace rapelando. El primero es de 30 metros y se encadena con el segundo de 35 en una amplia repisa, luego se toma el sendero que une con el camino de aproximación.
  Fran rapeló primero, como no conocía la vía monte un rapel alargable y le asegure con otro cabo pero no hacía mucha falta.

El mar es el protagonista de las vistas en todo momento

  De regreso a Benidorm pudimos ducharnos antes de pasar al comedor a ponernos como "boas". Nos despedimos de mis padres y viaje a Zaragoza de una tirada que por las autovías fueron cuatro horas sin pasar el limite de velocidad. 
  Contrastaron los 22 soleados grados de Benidorm con los escasos 4 grados al pasar por Teruel donde ademas llovía, ¡hemos vuelto al invierno!

Bajando uno de los rapeles obligados para retornar

Reseña de la vía ferrata:

Track para GPs del camino en coche desde Polop y aproximación a la vía:

Vídeo de la vía ferrata en HD:

Más fotos:

miércoles, 12 de enero de 2011

Puig Campana 1406 m. y Peñón de Ifach 326 m.

  Mis padres están en Benidorm pasando los meses fríos, aprovechando el viaje a verlos, llevar la silla de ruedas eléctrica para mi madre y algunas maletas, hice un reconocimiento "montañero" de la zona.
  El viernes nada más terminar de trabajar salimos a Benidorm mi sobrino Fran (el ideal) y yo, hacemos los 450 kilómetros íntegros por autovías y autopistas, con una pequeña parada nos plantamos en cuatro horas y media.
  Alojados en el mismo hotel Helios que mis padres a pensión completa, las comidas son de bufet libre, nos poníamos "ciegos" de comer, casi ha sido peor que las celebraciones navideñas.

Sábado 8:
Puig Campaña 1406 m. desde Finestrat
 y Peñón de Ifach desde Calpe

  Tras desayunar opíparamente en el hotel donde perdí la cuenta del numero de croasanes, napolitanas, ensaimadas.......... que tome, quedamos en Finestrat con los valencianos Javi Ferrer y su amigo Carlos. 
  A Javi lo conocí en Marruecos, subió conmigo al Toubkal era entonces el guarda del refugio Rabada y Navarro, se entero que íbamos por la zona y me llamo.

Subiendo por la temida pedrera

  El Puig Campana con sus 1406 metros de altura es la cumbre más emblemática de Alicante y la más visitada, se sube desde Finestrat a diez kilómetros de Benidorm. 
  Comenzamos la marcha en el aparcamiento de la Font del Molí por un sendero muy marcado que sube con decisión a la evidente y temida "Pedrera". Es una empinada canal que salva 500 metros de desnivel, preferible evitar la pedriza e ir buscando los tramos de roca y senda por la derecha de la canal hasta llegar al collado Bancal del Moro, desde allí a la cumbre es un agradable paseo con vistas al mar que transcurre sin darte cuenta.

Espectaculares vistas llegando a la cima

  En la cima hay un vértice geodésico, las vistas son de postal, Benidorm, Finestrat y una infinidad de casas desperdigadas por la ladera están a nuestros pies. Lo que mas me impresiono fueron las vistas sobre el imponente Peñón de Ifach como un apéndice gigantesco de la costa metido en el mar, la visibilidad era tan buena que se apreciaba la silueta de Ibiza.
  También vimos el cercano pico Ponoch que subiremos al día siguiente por su vía ferrata.

Los cuatro expedicionarios con la cima bajo nuestros pies

  El descenso lo hacemos circular por la vertiente contraria del collado Bancal del Moro a tomar el llamado sender botanic de L´Ombria del Puig Campana, al principio baja fuerte hasta el Coll de Pouet, luego rodea toda la falda de nuestro pico bajo altísimos paredones donde están las vías de escalada más largas de España. Terminamos cerrando el circulo hasta llegar de nuevo a la Font del Molí con 1100 metros de desnivel acumulado.

El Peñón de Ifach desde el Puig Campana, impresionante

Reseña para subir al Puig Campana:

Track para GPS del Puig Campana:

Fotos de la ascensión al Puig Campana:

Peñon de Ifach 326 m.

  En la cima del Puig Campana a Javi se le ocurrió comentar que si bajábamos pronto podríamos intentar subir también el Peñon de Ifach esa misma tarde. Cuando llegamos al coche empece a echar cuentas, si nos damos prisa da tiempo, lo propuse, me dijeron que si, así que sin quitar las botas tiramos la mochila al maletero y salimos disparados hacia el Puerto de Calpe.


Uno de los miradores sobre Calpe antes del túnel

  El Peñón de Ifach es una enorme mole de roca bajo la que se encuentra el mar y el turístico pueblo de Calpe. Comenzamos la marcha dirigiéndonos a un centro de interpretación del parque natural mas visitado de Valencia.
  Un sendero empedrado apto para "embarazadas" y novias que no andan "ni una mierda" sube a enfrentarse con el vertical paredón del Peñón atravesando a su paso varios miradores. Cuando el sendero choca con la "tapia" un túnel excavado en la roca nos traslada a la vertiente contraria, alli empieza un sendero super pulido y resbaladizo que en varios zigzag nos lleva a la cumbre.


Túnel excavado en la roca para pasar a la otra vertiente del Peñón

  Realmente el lugar es de ensueño, las vistas en todas direcciones alegran la vista, pero la impresión que yo me lleve no fue tan buena. Las "putas" gaviotas que son más abundantes que las palomas en la plaza del Pilar graznan sin parar organizando un escándalo que acaba en dolor de cabeza, estas mismas aves traen la basura que cogen de los cubos de Calpe y la desparraman por el Peñón. 
  Por otro lado al ser tan visitado, turistas y escaladores, la gente orina donde le viene en gana y hay un constante olor a WC que se acentua en la cumbre, te cruzas con muchas personas que la mayoría tienen serias dificultades para avanzar, la cercanía de la cima les hace meterse en lo que para ellos es un "berenjenal". ¡En Fin!, aun así lo recomiendo sobradamente.


Fran en la cumbre con 300 metros verticales de caída a su espalda sobre Calpe

  De vuelta nos tomamos una cerveza en el puerto donde pudimos ver como las gaviotas atacaban los pescaitos fritos de los expositores en los restaurantes, ¡impresionante....!
  Ya en el hotel nos dio tiempo a ducharnos y cenar con mis padres poniéndonos otra vez hasta "el culo" de cenar.

Reseña para subir al Peñón de Ifach:

Track para GPS  del Peñon de Ifach:

Fotos del Peñon de Ifach:

lunes, 10 de enero de 2011

Gralleras 2261 m.

Jueves 6:
Pico Gralleras 2261 m. con esquís

   Los Reyes me han puesto una cámara de fotos nueva, la Panasonic DMC FZ45, tengo una urgencia terrible por ir a probarla, he quedado en Sabiñanigo con Juan (el padre) a las 10 de la mañana para ir a esquiar.
  Salgo de Zaragoza y una intensa niebla me acompaña casi todo el viaje, cuando aclara llueve, Juan viene de Jaca y me cuenta que allí también.

Juan con lo que se deja ver el Anayet

  Marchamos al Portalet con cara de "haba" pensando que solo íbamos ha hacer kilómetros para almorzar. En el aparcamiento de la parte francesa llueve, nos volvemos a Formigal, gotea ligeramente, aparcamos en Espelunciecha y nos preparamos 
  Justo empezar a foquear y otra vez a llover, nosotros ni caso, pero convencidos de que terminaremos calados. Subimos por la pista roja directos al telesilla con mucha niebla, al final tenemos suerte, se levanta viento, para de llover, y aumenta la visibilidad.

En un momento que despeja logramos fotografiar hasta el Lurien

 Se nos hace corto el ascenso al telesilla, nos desviamos hacia el Cuyaralet abriendo huella. Al pasar bajo la canal del pico Gralleras "divagamos" y lo marcamos como nuevo destino, ninguno de los dos habíamos subido nunca a esta cima.
  Foqueamos hasta la base, ponemos crampones, y empezamos a trepar por la corta canal de acceso a la cumbre con un mixto de nieve, hielo, piedras, tierra....., en pocos minutos coronamos con éxito el Gralleras. Espectaculares vistas de esta cima fronteriza sobre el Portalet y la estación de Formigal, próxima y agradecida, ideal para subir con mal tiempo y entretener el día sin desmerecer.

Progresando por la canal, abajo se ven nuestros esquís

  El destrepe de la canal con mucho cuidado para no terminar rodando, desde la base esquiada a las pistas de Formigal por nieve profunda caída el día anterior, muy empapada y humeda que enganchaba los esquís. Una vez en pistas era perfecta para nosotros, en "cuatro" giros estábamos de nuevo en el coche.

Vista desde la cima del Gralleras sobre el Portalet

  Para subir este pico con buen tiempo, lo ideal es ir al Gralleras como hicimos nosotros y de bajada continuar a media ladera hasta la cercana cima del Cuyaralet, solo quedaría un buen descenso hasta la frontera, recuperaríamos el coche andando unos minutos por la carretera.

El Espelunciecha y las pistas de Formigal desde la cumbre

  Estoy contento porque a pesar de no tener ni puta idea del manejo de la cámara  y las malas condiciones, he hecho muchas fotos y vídeos, ¡a ver como salen!
  Para celebrar el exito de nuestra expedición acabamos en Sabiñanigo tomándonos un plato combinado "por su sitio", café y regreso a Zaragoza.

Destrepando la canal

  En Zaragoza deshago "maletas" y preparo otras a la vez, mañana nada más terminar de trabajar me voy a Benidorm.

Reseña para subir al pico Gralleras:

Track para GPS de la ruta combinada Cuyaralet-Gralleras:

Vídeo de la ascensión en HD:

Más fotos:

jueves, 6 de enero de 2011

Glaciar Maladetas

Domingo 2:

Glaciar Maladetas con esquís. Intento Maladeta Oriental


  A las 7 de la mañana salimos desde Campo dirección Llanos del Hospital Ángel (el cuñao), Víctor (el melenas), Nacho (el patillas) y yo, nos propusimos subir a la Maladeta Oriental por la Renclusa.

Pasamos por detrás del refugio

  Llegamos al vado del Hospital, la barrera esta abierta, pasamos hacia el Hospital pensando en ahorrarnos un rato de pateo. Nada más llegar nos topamos con nuestro "amigo" Dimitri, el Rumano que tienen "explotado" al pobre para los trabajos físicos, desagradables y heladores, nos da el alto como si se tratase de la Guardia Civil, mira y nos conoce, se ahorra hasta de preguntarnos a donde vamos, ¡a aparcar al aparcamiento del Vado porque esto es privado!. Negociamos con el y nos deja quedar a tomar un café tranquilamente antes de marcharnos con viento fresco.

Bonita estampa del pico Paderna sobresaliendo del glaciar

  Con mucho frío y bastante perezosos salimos por la parte de atrás del aparcamiento del vado con los esquís puestos, hasta las pistas de fondo y el camino viejo a la Renclusa que era un autentico "patatal" de huellas heladas muy desagradable. Pasamos por detrás del refugio encontrando una nieve polvo buenísima, pero poco duro nuestro gozo, pronto termino dura como en todos sitios alternado con acumulaciones de polvo.

Nacho y Víctor

  Ángel empezó a quedarse atrás, al no salir habitualmente su forma física es inversamente proporcional al tamaño de su barriga, ademas sus comentarios delataban que no tenia la moral muy alta. Llegados al rellano del Portillon superior Ángel se planta y nos manda continuar alegando que el bajara solo, analizamos la situación, no hemos visto a nadie en todo el día por el glaciar ni veremos, hace un frío de congelarse en cuanto te paras, la nieve esta muy dura y la posibilidad de darte un piñazo es palpable.

Ángel sube poco a poco

  Ante tales circunstancias no se puede dejar solo a nadie ni tampoco obligar a subir, así que nos vamos todos. Comemos, preparamos los esquís y rápidamente descendemos esquiando con cuidado. Ha estado el cielo cubierto todo el día, aun no hemos visto el sol, la nieve no ha reblandecido nada, hay que bajar tanteando la nieve, que no es lo mismo que "tonteando", en cuanto te das una alegría, te emocionas con la velocidad cataplas¡¡¡, al suelo.

Todos juntos con el refugio abajo

  De refugio hasta la Besurta era lo peor, pero no nos quejamos porque en general fue mejor de lo esperado. Nos quedaba la remada por las pistas de fondo hasta el Hospital.
  Volvimos a Campo, comer, ducharse, recoger y a Zaragoza muy contento con estos tres días de fiestas comilonas y monte de Año Nuevo.

Refugio de la Renclusa y el pico Salvaguardia

Otra de nuestras esquiadas por el glaciar de las Maladetas:

Reseña para subir a la Maladeta Oriental:

Crónica y fotos de Víctor:

Más fotos:

martes, 4 de enero de 2011

Estiba Freda 2701 m.

Sábado 1:

Estiba Freda 2701 m. Combinado esquís y raquetas.


  Día uno de enero, empezamos el 2011 y como manda la tradición, José Luis y yo lo celebramos con una excursión para estirar las piernas y compensar los excesos gastronómicos. 
  A las diez salimos de Campo rumbo al Ampriu en Cerler, nuestro plan es subir al pico Estibafreda por el valle de Ardones pasando por el refugio de pastores, José Luis con raquetas y yo con esquís.
  Lo que parecía una corta excursión se complico más de lo debido, nuestro objetivo se resistía poniéndonos trabas, pero resistimos a abandonar y por supuesto vencimos.

José Luis paleando, todo un profesional

  Dos kilómetros antes de llegar al Ampriu nace una pista forestal hasta la cabaña de Ardones, transitable con coche en verano pero impracticable por nieve en invierno.   
  Estaba previsto "patear" los cinco kilómetros de pista pero la nieve dura permitió al Nissan avanzar sin dificultad casi hasta el cruce del barranco de Ardones. Como suele pasar, apuramos demasiado y al dar la vuelta el coche quedo empanzado obligándonos al típico "paleo de Año Nuevo" durante hora y media con el consiguiente sufrimiento para nuestros brazos y espaldas que ya no están para esos trotes.

La pista acaba en el refugio de Ardones

 Es ya casi la una de la tarde, el coche desatascado y enfilado hacia abajo, empezamos el foqueo y raqueteo por la pista los dos kilómetros que nos quedan. No veo nada claro que de tiempo a llegar a ningún lado pero mientras podemos avanzamos.
  Segundo inconveniente, desde la cabaña lomo arriba no hay nieve, solo manchas, da igual, yo no me quito los esquís, foqueando por hierba y manchas de nieve seguimos subiendo y a la vez estudiando por donde sera mejor bajar. José Luis mira la hora, me pregunta si llevo la linterna frontal, le contesto que si y avanza sin rechistar.

Buenas panorámicas de Eriste en el ascenso

  El lomo esta pelado, por una franja lateral donde se formo ventisquero hay nieve, avanzo por ella. Cuando suaviza la pendiente vemos nuestro objetivo a lo lejos, la nieve es continua, esta muy dura, es más hielo que nieve, temo por José Luis porque pienso que no lleva crampones pero estoy equivocado, me confirma que si, respiro tranquilo y seguimos. 
  La pala más empinada del itinerario cercana a la cima nos pone a prueba, los esquís apenas marcan en la nieve y a las cuchillas les cuesta clavar.

Recorriendo el ultimo lomo a la cima

  Pronto llegamos a la cumbre, hace viento y bastante frío, el agua se hiela, sesión fotográfica con panorámicas de lujo, Aneto, Vallibierna, Castanesa, Gallinero, Cotiella, Eristes, Posets, Perdiguero........, a prepararse para el descenso y nos vamos rápidamente. 
  Esta travesía que normalmente no tiene apenas problemas se convirtió en técnica y peligrosa debido a la dureza de la nieve. Ahora que el riesgo de aludes es escaso el peligro de despeñarse en un resbalón por poca pendiente que haya es grande, para mi gusto prefiero el riesgo de aludes, me dan menos inseguridad.

Impresionante vista sobre el macizo del Posets

  El descenso es mejor de lo esperado, José Luis íntegramente con los crampones, aunque son de la época de su "bisabuelo" funcionan correctamente. Yo con los esquís esperando al sol que llegue José Luis y aprovechando las franjas de nieve que en gran parte no tenían más de dos metros de ancho, poco antes de llegar al refugio tengo que descalzar un pequeño tramo y sigo por la pista esquiando hasta el coche.

Cumbre del Estibafreda, el Aneto por el sur y el pico Vallibierna

  Esta noche hacemos merienda cena de Año Nuevo en casa de los Ferrer para celebrar el éxito de nuestra expedición. Al poco de terminar la cena llegan a Campo los expedicionarios con los que "atacare" al día siguiente, Nacho (el patillas), Ángel (el cuñao) y Víctor (el melenas).


Reseña al Estiba Freda:

lunes, 3 de enero de 2011

Sacroux 2675 m.


  El jueves por la tarde al terminar de trabajar me fui a mi apartamento en Campo a pasar la Nochevieja y Año Nuevo con la familia Ferrer.

Viernes 31:
Pico Sacroux 2675 m. con esquís y Nochevieja

  Para hacer hambre de cara a la ultima cena del año y aprovechar mi primer día de fiesta decido subir al pico Sacroux con esquís. 
 Con un precioso día soleado y viento en calma empiezo a foquear desde el mismo coche en el aparcamiento del vado del Hospital. La nieve escasea en la parte baja, voy buscando pasillos blancos para no estropear las focas hasta llegar al bosque donde el panorama es desolador.

Maladetas, Salvaguardia y valle a la Besurta

  Poca nieve veo, dudo que pueda subir con los esquís puestos, para bajar no quiero ni pensarlo. Me resisto a portearlos y voy buscando la mayor continuidad posible entre los pinos por las zonas de sombra, esquí - hierba, no encuentro nieve en condiciones hasta salir del bosque en la parte superior.

Cima del Sacroux hacia la parte francesa

  No hay "ni Dios" por la zona, una huella vieja llega hasta el puerto de la Glere y desaparece. La nieve esta bastante dura, en la sombra es hielo puro, confío en que el sol la vaya reblandeciendo, hace calor y sudo como un "bellaco". 
  Me voy acercando a la base de la empinada pala final que con sus 40 grados de pendiente y nieve dura da "muy mal rollo", empiezo a remontarla haciendo zetas con los esquís y veo que es la parte del recorrido que mejor nieve tiene. 

Autorretrato en la cumbre

 En la parte superior de la canal intento pasar a la roca para coronar los últimos metros pelados, me encuentro un tramo de hielo puro que me hizo sudar para no acabar rodando ladera abajo. 
  Por fin cima, la sensación de estar solo aislado de "civilización" me provoca cierta tensión que no tengo cuando voy acompañado como suele ser habitual. Tirarme por aquella pala esquiando en compañía no me hubiera supuesto ni la más mínima preocupación. Solo, las cosas cambian, piensas mucho más, ni siquiera tengo cobertura de teléfono, cualquier lesión que me inmovilizara podía ser de "malo tirando a malisimo".

Bagnéres de Luchon desde la cima

  Como precaución tengo dicho a José Luis donde voy, cuando tengo cobertura le llamo e informo por donde ando, los horarios que llevo, supongo que "sobreviviría". 
  Hago las fotos de rigor, como y me preparo para la esquiada, repito los malabarismos al pasar el cacho de hielo hasta la nieve y me tiro por la pala disfrutando la poca nieve transformada que me iba a encontrar.

El Hospital de los LLanos a vista de pájaro

  El resto del descenso fue con nieve dura que se dejaba esquiar hasta llegar al "patatal" del bosque donde me resistí a quitar los esquís apurando cualquier "escupitajo" de nieve, los últimos metros de pala estaban sin nada.
  Se quedo una tarde muy agradable, estuve tomando los últimos rayos de sol del día antes de volver a Campo.
______________

  Esta noche es Nochevieja, cene invitado en casa de la Familia Ferrer (José Luis, Yolanda y Violeta). La comida fue de calidad y en cantidad, terminamos en la plaza del ayuntamiento de Campo junto con la mayoría de los vecinos del pueblo engullendo las uvas al son del reloj de la iglesia. 
  Petardos, serpentinas, confeti, champán............, ¡dejamos la plaza hecha un asco...!, a parte de hacer "el tonto" como nunca y disfrutar como adolescentes. 
  Terminamos la noche en uno de los dos bares abiertos que tiene el pueblo, José Luis y yo nos fuimos no muy tarde a la cama pues al día siguiente teníamos previsto realizar nuestra "tradicional excursión" de Año Nuevo.


En la plaza de Campo con un cotillón improvisado

Reseña de la ascensión en invierno con esquís desde los llanos del Hospital:

Reseña para subir andando sin nieve:

Track para GPS Invierno:


Otra de nuestras ascensiones al Sacroux: